Zulia y Magallanes pactan un mega cambio de 8 peloteros en la LVBP

Los grandeligas Renato Núñez y Gabriel Moya pasan a los Navegantes junto con Jesús Flores y Edward Bazardo, mientras que los bigleaguers Rougned Odor y José Briceño pertenecen ahora a las Águilas junto con José Flores y José Azócar

Referencial

Tags

Las Águilas del Zulia y los Navegantes del Magallanes cerraron este lunes un esperado mega cambio, que involucra al grandeliga Renato Núñez y a otras siete figuras, incluyendo al también bigleaguer Rougned Odor.

El acuerdo fue anunciado por el departamento de prensa rapaz y ocurre a pocos días de que Núñez indicara a través de su agente que deseaba jugar en algún equipo del centro del país, pues por razones familiares no estaba dispuesto a sentar su base invernal en Maracaibo.

Desde entonces se especulaba que su destino final sería Valencia, su ciudad natal y dónde reside cuando se encuentra en Venezuela.

Los aguiluchos habían adquirido al slugger en un acuerdo previo con los Tigres de Aragua.

Los turcos adquirieron también al receptor Jesús Del, al lanzador Gabriel Moya y al joven Edward Bazardo. Para eso, cedieron también al catcher José Briceño, al relevista José Flores y al prospecto José Azócar.

Aunque Núñez y Odor son las caras más visibles de este cambalache, Briceño se encuentra actualmente en las Mayores como careta suplente de los Ángeles de Los Ángeles y Moya lanzó en la campaña pasada con los Mellizos de Minnesota en la gran carpa.

Es el cuarto pacto que sellan los occidentales desde que terminó la zafra 2017-2018. Se trata del sexto que firman los centrales, convertidos junto a los Tigres de Aragua en los dos elencos que mayor actividad han tenido en el mercado desde que terminó la serie final.

Briseño se convierte en la primera opción de los emplumados detrás del plato, al tiempo de que agregan a un apagafuegos derecho muy útil en este béisbol y a un joven patrullero, Azócar, que se encuentra en clase A y agrega profundidad a la divisa.

Odor es natural de Maracaibo, por lo que no se descarta su eventual participación con los zulianos.

Núñez pasa a ser el cuarto bate natural de la nave, el primer remedio que consigue la gerencia para conjurar el retiro de Mario Lissón, la suspensión por dopaje de Jesús Valdez y las posibles restricciones de Adonis García, quienes formaron el corazón de la ofensiva azul en la justa pasada.