Acuña otra vez

Ronald Acuña jr celebró por todo lo alto el reconocimiento que obtuvo como el mejor jugador novicio de agosto en la Liga Nacional y lo hizo con otro histórico cuadrangular

AFP

Tags

Nada contentos deben estar dentro de la organización de los Bravos de Atlanta tras la jornada de ayer. No es para menos. Lo que se vislumbraba como una cómoda victoria frente a los Medias Rojas de Boston, terminó convirtiéndose en un doloroso descalabro, que trastocó de cierta manera sus planes de seguir aumentando la ventaja en el primer lugar de la División Este de la Liga Nacional.

Los relevistas de la tropa iracunda fallaron de manera estrepitosa y los temibles y siempre oportunos bates patirrojos no los perdonaron para terminar quedándose con el triunfo 9-8 como visitantes.

Los Bravos desperdiciaron una bonita oportunidad de celebrar por partida doble. Pues tres horas antes, el joven toletero Ronald Acuña jr, conectó un jonrón para inaugurar el juego e implantó un récord dentro la franquicia georgiana.

El batazo del venezolano, que significó el 24 de su primera temporada en la MLB, fue el octavo que conectó como primer bateador de su equipo en un partido y le sirvió para dejar atrás la marca de Marquis Grissom, quien lo hizo siete veces en 1996.

Con un cuadrangular más durante su primera aparición en el home plate de un compromiso, Acuña jr estaría igualando a Chris Young como los únicos novatos en la historia de las mayores con una gesta similar. Young lo hizo en 2007 con el uniforme de los Cascabeles de Arizona; mientras que el récord absoluto pertenece a Alfonso Soriano, quien consiguió 13 vuelacercas en la campaña 2003, como integrante de los Yanquis de Nueva York.

La llegada de Acuña jr a las Grandes Ligas ha tenido tal impacto, que con tras la jornada de ayer se ubicó en el décimo lugar entre los peloteros con más cuadrangulares en una temporada antes de cumplir los 21 años de edad, relegando a la undécima casilla nada más y nada menos que al mítico Mickey Mantle, así como también a un emblema de los Bravos como Bob Horner, quienes consiguieron 23 jonrones en 1952 y 1978, respectivamente.

El litoralense ahora buscará sobrepasar a Orlando Cepeda y Eddie Mathews, los cuales se ubican por encima de él dentro del selecto grupo con 25 bambinazos para cada uno.

La proeza de Acuña jr llega justo un día después de haberse adjudicado su primera distinción como el mejor Novato del Mes, por su loable actuación ofensiva en agosto.

Entre venezolanos nunca antes se había presenciado un fenómeno similar al causado por Acuña jr. En Atlanta están rendidos a sus pies y surge como la eventual figura del beisbol para un futuro cercano.

De hecho, hay quienes dan por asentado que se convertirá en apenas el tercer legionario en ser reconocido con el Premio Novato del Año, honor que solo han tenido Luis Aparicio y Oswaldo Guillén, este último lo conquistó en 1985, por lo que se rompería con una sequía de 33 años sin tener un ilustre toletero aprendiz.

Sí la temporada se acabara hoy, las estadísticas del jardinero avalarían la aseveración de los especialistas; pues ningún otro jugador de primer año tiene mejores números que los .289 de average, 24 estacazos y 51 carreras impulsadas exhibidas por el nativo de La Sabana en el estado Vargas, tras 88 juegos disputados en su naciente carrera.

Incluso, el dominicano Juan Soto, su más cercano contendiente, ha restado méritos a su candidatura durante las últimas semanas y solo un memorable mes de septiembre podría brindarle la oportunidad de oponerse entre Acuña jr y el galardón.

La cifra

17 jonrones tiene el nativo de la Sabana, estado Vargas, después del Juego de Estrellas, la mayor cantidad para un jugador de la Liga Nacional y la segunda mejor en todas las Grandes Ligas