Las superficies reflectivas de Alejandro Plaza

Domus Studio inauguró sus espacios en Caracas con una exposición individual de Alejandro Plaza, una muestra que reúne piezas de su más reciente producción y que invitan al espectador a un viaje por el colorido imaginario pop del joven artista.

“Yo siempre he tenido mucha atracción por las superficies y la necesidad de tocar las cosas y los objetos. Como artista he tenido especial fascinación por las superficies que son brillosas, que pueden generar transparencias, materiales que pueden actuar como espejos, o superficies pulidas o cromadas”, explicó Alejandro Plaza.

Explorar estéticamente estas superficies a través de la pintura, utilizando la técnica del acrílico sobre lienzo e influenciado por su formación de ilustrador, ha sido el foco del trabajo que ha realizado Alejandro Plaza en los últimos seis meses.

“Trato de plasmar superficies brillosas, o que tengan reflejos, o ambas características integradas a la vez, rasgos que se pueden apreciar en la mayoría de las piezas que componen la muestra”, agregó el artista.

Aseguró que de allí es donde surge el título de Reflective Surfaces, hilo conector y conceptual de la exposición. El cual sugiere otras estructuras como paredes y concretos, que aluden a algo rígido que genera sombras sobre planos de colores en un juego de superficies.

Alrededor de 20 piezas conforman la exhibición que inauguró el sábado 18 de noviembre en los espacios de Domus Studio, lugar de trabajo del artista que abre sus puertas como una sala de exhibición para mostrar al público de Caracas su propuesta creativa.

“Con Domus Studio queremos innovar para que sea además de un estudio un espacio expositivo, que se convierta en un punto de encuentro con el público que se interese en mi obra o desee adquirirla, sin intermediarios, y también funcione como una plataforma para crear, intercambiar ideas y apreciar el arte contemporáneo emergente”, señaló. 

Inspirado en el pop art, Alejandro Plaza utilizó elementos icónicos de la industria del consumo de masas como cómics y caricaturas, tipografías, carteles publicitarios, que mezcla con líneas cinéticas y el uso de paletas de colores en un juego cromático que se ensambla en un collage pictórico y gráfico que le otorgan una identidad y un sello personal a su trabajo.

Después de participar en colectivas en Miami, París y Londres, Plaza regresó a Caracas con esta exposición en la que también incluye algunas esculturas como la de su muñeca “Agatha Mouth” (aún en boceto), que elabora en resina, y esculturas espejos, elaboradas en un proceso más industrializado con cortes laser y ensamblajes, en la que se aprecia otro de sus leit motiv: las bocas, figuras que surgen como síntesis visual de la comunicación y elemento emblema de lo femenino.

Con información de Nota de Prensa.