Gobernaciones, migajas en comunismo

Un nuevo proceso “electoral” emanado de la constituyente comunista para legitimar sus mafias, pero a la vez vemos a aliados comerciales como la “MUD”, especializada en coadyuvar para que el sistema continúe operando en Venezuela. Hoy nos presentan otra estafa: las “elecciones regionales”, un proceso de mutuo acuerdo entre ambas elites para sostener el status quo socialista al mejor estilo de los Castro.

Esta nueva estafa “electoral” solo soluciona dos problemas: la MUD obtiene cuotas de poder para negociar con el narcocomunismo y el PSUV continua en el poder. Todos sabemos que unas elecciones controladas por el sistema jamás pondrán en jaque a la tiranía, por el contrario la afianza.

Estamos viviendo la etapa más cruel del comunismo antes de instalarse definitivamente el proceso, donde se forma lo que ellos denominan “el hombre nuevo” en el país. Se trata de un hombre cadavérico y sometido al sistema comunista-cubano. En Venezuela no se vota lo que ellos ofrecen, es un simulacro electoral para hacerse llamar democracia y para ello cuentan con una falsa oposición que se presta para limpiar la imagen criminal del sistema.

Gobernaciones son migajas para los ciudadanos, para que mantengan la ilusión de que la tiranía pierde “espacios” y que en su momento saldrá por la vía “electoral”, es solo una ilusión que vende la falsa oposición (MUD). Mientras, tenemos una realidad que avanza cada día, la consolidación del Estado comunal con sus misiones sociales que no son otra cosa que medidas de control ciudadano.

Las leyes comunales aprobadas por la anterior AN establecen la creación de un Estado comunal pleno, donde el poder radica en comunales y coloca a un lado gobernaciones y alcaldías. Dicho sea de paso, estas leyes no fueron derogadas por el actual Parlamento, en manos de la “oposición”. Nuevamente los traficantes de esperanzas juegan con la buena voluntad del ciudadano, con las promesas recicladas de 2015 para ganar la Asamblea Nacional.

Votar es sellar el hambre y el comunismo en Venezuela, pero también significa darle un cheque en blanco a la MUD para que siga negociando tu futuro con el régimen de los Castro. Estas “elecciones” solo le resuelven la quincena a los gobernadores elegidos por el CNE y a los partidos políticos que obtienen más cuotas de poder para cohabitar con el sistema comunista.

La fiesta democrática que pretende llevar a cabo estas elites socialistas MUD/PSUV es sobre la sangre y el hambre de cada ciudadano, que ha vivido este horror en estos años de tiranía comunista.