Elías Jaua promete “ciudad educativa” con planteles destruidos

Confieso que no he visto un individuo que en sus funciones de ministro de “educación” haya sido tan ignorante y mentiroso como Elías Jaua. Lo digo con toda la responsabilidad que ameritan tales afirmaciones, pero también con la mayor indignación que puedo sentir, primero como ciudadano, segundo como padre, y tercero como educador, profesión que he ejercido desde mis inicios, y de manera ininterrumpida por más de 20 años en la isla de Margarita en escuelas, liceos y universidades. Sitio que visitó el susodicho “funcionario”, intentando con su bazofia discursiva “salvar” del naufragio político la anunciada derrota electoral de Carlos Mata Figueroa.

¿Por qué lo decimos? Porque Jaua, con el mayor cinismo posible, anuncia la “construcción” de una “ciudad educativa” para Nueva Esparta, cuando ni siquiera existe antecedente de tal infraestructura en el país, y luego, porque mientras muchos educadores hemos denunciado de manera permanente el abandono en que se encuentran escuelas y liceos en la región insular, su discurso, en vez de responder a esas necesidades, solo manifiesta promesas y promesas que a la postre terminarán en simples anuncios y palabras que jamás serán cumplidas.

En consecuencia, podrá Elías Jaua desmentir, por sólo citar un “instituto” (más de 70% de los planteles en Margarita y Coche están en estado de abandono), las condiciones en que está el liceo Francisco Antonio Rísquez, otrora emblemático plantel de Margarita y ubicado a unos 500 metros de la Gobernación de Nueva Esparta, y muy cerca de la Zona Educativa, el cual se encuentra completamente abandonado, sin puertas, casi todos los vidrios partidos, con un déficit enorme de pupitres o mesas-sillas, con baños convertidos en infectadas letrinas, sin agua, con instalaciones eléctricas destrozadas, situación que también ha sido denunciada por los propios estudiantes¹, y robado en su totalidad por los delincuentes que se han apoderado de la periferia de este “recinto educativo”.

Y si lo anterior es prueba del abandono en que se encuentra la educación en Nueva Esparta, cuando ni siquiera el madurismo representado por Carlos Mata Figueroa ha podido solucionar el problema de unos “baños”, en donde tienen que hacer sus necesidades unos 2.000 estudiantes, este gobernador comenzando su “gestión”, junto con autoridades regionales y un “viceministro” de educación, desde hace más de cuatro años prometieron terminar el liceo del sector La Guardia, y ha sido la propia comunidad la que ha denunciado en este 2017 el engaño del cual han sido objeto los hijos de ese pueblo trabajador y de nobles pescadores².

¡Ministro! Tampoco puedo obviar que usted en vez de haber anunciado cuándo lograrían solucionar los problemas y la construcción de varios liceos como los mencionados, es deplorable tener que recordarle que fue el actual gobernador, quien también derrumbó en los inicios de sus “funciones” la escuela estadal Juan Ramón Aguilera, ubicada en el pueblo de Chacachacare, una de las zonas más pobres y deprimidas del estado, “reubicando” a la población escolar en zonas muy distantes, y sometido a los niños y representantes a una dramática situación, que según palabras de estos últimos violenta toda disposición en materia de protección infantil cuando nos dicen: "Hay niños que se han enfermado de vómito, diarrea, mareos y hasta se han partido la cabeza, y estas madres no han podido asistir a la escuela con rapidez porque en nuestra comunidad no hay línea de carritos, hay que caminar hasta la vía y el sol es inclemente”³.

Lo peor es que, sobre la infame situación que viven nuestros niños y madres de Chacachacare, este gobernador en cuatro años ni siquiera fue capaz en todo este tiempo de terminar aunque sea un módulo en la infraestructura, y todavía la escuela está en “construcción”⁴, hecho denunciado por el propio pueblo. ¡Indolencia e ineficiencia! O será que tenemos que preguntarnos ¿hubo corrupción y se robaron los reales para la realización de la escuela? ¡Claro! Ya dirán que la culpa es del “imperio”.

Esta realidad comprueba que el gobierno madurista del gobernador Mata Figueroa y el actual ministro de “educación”, ha sido insensible e irresponsable con los niños, niñas y adolescentes de Nueva Esparta. Hemos tenido una gestión de consecuente fracaso educativo, y ahora, en el medio de la desesperación política, Elías Jaua nos promete una “ciudad educativa”, cuando ni siquiera han sido capaces de arreglar unos baños en cualquier plantel del estado.

Para qué voy a hacer mención de la pésima aplicación del programa de “alimentación” escolar en el estado, así como las paupérrimas condiciones pedagógicas, y el hambre que también azota a los docentes neoespartanos, quienes para colmo han quedado desasistidos en salud con la supresión de sus pólizas (no las aceptan en clínicas privadas de Margarita), y la quiebra de lo que una vez fue su instituto de previsión social.

Elías Jaua y Carlos Mata Figueroa piensan que los educadores y el pueblo de Nueva Esparta somos pendejos. Fracasaron como gobernantes al destruir la educación bolivariana. La factura será cobrada. Por ello tendrán que abandonar el poder.

 

***

¹http://www.elsoldemargarita.com.ve/posts/post/id:164765 / https://www.facebook.com/javier.vivas.351/posts/10214282268194280?pnref=story

² http://www.elsoldemargarita.com.ve/posts/post/id:182544/A%C3%BAn-sin-construir-Liceo-de-La-Guardia-

 ³http://elsoldemargarita.com.ve/posts/post/id:132651/Exigen-reubicaci%C3%B3n-de-ni%C3%B1os-en-la-Escuela-de-Chacachacare /

 ⁴ http://www.diariocaribazo.net/noticia.php?id=28543#.WdD80I_Wzhk