Día Internacional de la Solidaridad

El 31 de agosto de cada año, por decreto de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se conmemora el Día Internacional de la Solidaridad, con la fuerte convicción e intención de promover la necesidad vital de realizar esfuerzos internacionales, basados en ese valor fundamental. De esa manera, se destaca este principio como una prioridad moral que condiciona y exige políticas en beneficio del progreso de los distintos países y su población. Con este fin se deben tomar en cuenta las características locales y la realidad propia de cada nación.

Actualmente se experimentan tiempos de marcadas diferencias sociales, las cuales se acentúan cada vez más y no permiten el avance o el progreso. Solo a través de la cooperación que manifiesten las distintas naciones, así como mediante la solidaridad que demuestren los miembros de la sociedad hacia los más necesitados, se podrán equilibrar estas desigualdades. Por eso, es relevante que toda la colectividad se muestre solidaria ante  los distintos problemas sociales como la pobreza, el hambre,  la indigencia, la falta de oportunidades  y  otras necesidades.

La solidaridad significa ayudar, respaldar, proteger, apoyar causas justas, que  permitan cambiar los problemas trascendentales presentes en el mundo, que lo convierta en un sitio  más habitable, más equilibrado y con menos desigualdad. Es una característica que propicia la colaboración mutua entre las personas y que conlleva a superar terribles situaciones, como las guerras, el hambre, la pobreza, las epidemias, las catástrofes naturales, enfermedades y muchos inconvenientes sociales más.

Es oportuno destacar la importancia de este valor para intentar equilibrar la escasez debido a la falta de recursos suficientes en los sectores desposeídos, luchar en favor del progreso equitativo para todos y del cumplimiento de los derechos humanos, como la dignidad, la igualdad, el acceso a la salud, a la vivienda, a la salubridad, al trabajo, a la educación, entre otros, los cuales generalmente son irrespetados. A través de la solidaridad, los miembros de la comunidad interesados en minimizar estos problemas, y con esta preocupación en común, pueden demostrar su aporte desinteresado de distintas maneras, abarcando muchos ámbitos.

De allí la relevancia de esta conmemoración, pues permite crear conciencia sobre la importancia de ayudar a los demás, al tiempo que le brinda la oportunidad de implementar acciones favorables a los distintos organismos gubernamentales, a las instituciones organizadas para apoyar necesidades sociales, así como a los integrantes de la colectividad preocupados por hacer de este mundo un lugar mejor.