La clave es la participación

¿Quién es el menos interesado en una elevada participación ciudadana en las elecciones regionales del 15 de octubre?

La respuesta es tan clara que no amerita ningún análisis extenso: el gobierno. Ellos están aplicando todas las estrategias para desmotivar y desmoralizar a los votantes de la oposición, porque una alta abstención es la única posibilidad que tienen para evitar una derrota aplastante.

Pero estoy plenamente convencido de que esa intención oficialista chocará con la férrea voluntad de cambio de un pueblo. Un pueblo que entiende la importancia del voto como la única arma que tenemos los demócratas para derrotar a quienes tienen el interés y el capricho de eternizarse en el poder.

Por eso en la disidencia democrática no solo estamos trabajando para que los ciudadanos participen en las elecciones, sino que les estamos explicando por qué es importante derrotar al gobierno. Pero, además, estamos desnudando sus mentiras y su intención de comprar conciencias para engañar al elector.

El Zulia es un caso que merece una mención especial. Aquí la Unidad representada por Juan Pablo Guanipa trata de rescatar al gobierno regional de la peor gestión que jamás haya conocido una región tan importante. No hay obra que resaltar, no hay un solo problema que haya querido y podido resolver.

El Zulia está en un estado de calamidad total. Es una gestión llena de mentiras. El pueblo entendió su equivocación de 2012, porque ni una sola de las ofertas electorales que hizo el mentiroso regional las cumplió, y ahora tiene el tupé de pedir un período más.

Los zulianos están claros. Aquí el pueblo entiende que se necesita de una renovación en la gobernación del estado. Se requiere de una recuperación de los programas sociales, del sistema de salud, de las escuelas y de una vialidad que está destrozada por tanta ineficiencia.

Votar el 15-O es la gran oportunidad para ratificar el deseo de cambio. Es una fecha importante en esta lucha por el rescate del país. Es un día importante para ratificar nuestra fe en Venezuela y sus potencialidades. No dejes de participar. Cada voto es un escalón para alcanzar el cambio. Votemos con fe y decisión. Votemos por Venezuela. Vota por un mejor presente y un promisorio futuro.