Al calor de la butaca: Atrapados

Una nueva adaptación de la obra Terror y miseria del Tercer Reich de Bertolt Brecht se presenta actualmente en la sala Rajatabla. Rossana Hernández, Carolina Torres, Gonzalo Guerrero, Kevin Jorges, Jósbel Lobo y Armando González son los intérpretes encargados de representar de manera efectiva, como camaleones, los distintos personajes que durante su desarrollo, a lo largo de diversos cuadros, nos irán mostrando la terrible cotidianidad de la vida durante el ejercicio del poder por parte del partido nacionalsocialista alemán a mediados de los años treinta.

Una cotidianidad que guarda perversas similitudes con otros momentos de la historia que nos resultan cercanos a los actualmente vividos, siendo justamente en ello donde reside la vigencia de este texto, escrito por Bertolt Brecht entre los años de 1935 y 1938, desde su exilio en Dinamarca, donde pudo encontrar la distancia necesaria para aproximarse a la realidad de su país desde la perspectiva que impone la lejanía.

Un exilio al que fue forzado debido a la persecución por parte del régimen nazi a partir del año 1933, tras ser acusado de alta traición por sus obras. El escritor, nacido en 1898 y muerto en 1956, se vio duramente marcado por las dos guerras mundiales, a las cuales reaccionó con su producción literaria y gracias al trabajo realizado desde la actividad teatral, como forma de denuncia a partir de su compromiso social durante esos terribles años que afectaron a la humanidad.

El montaje dirigido por Marisol Martínez para la Fundación Rajatabla destaca por su puesta en escena, que nos involucra desde nuestras butacas. Los diferentes cuadros que integran la pieza se unen gracias al trabajo en la dirección musical de Juan Pablo García, quien con temas a ritmo de rap nos va conduciendo de una escena a otra, mientras esta se prepara para su representación, ajustando sus elementos escenográficos y adecuando a sus intérpretes.

Con disposición de butacas en ambos extremos de la sala, el centro se transforma desde su origen en campo de detención, el cual concentra a los espectadores al ingresar a la sala, ordenándoseles una formación en fila para poder pasar luego al área de butacas, delimitadas en ambos lados por hilos de nylon semejantes a una alambrada de púas, hasta convertirse en el recinto donde transcurre la vida de estos personajes, atrapados en una especie de tela de araña, que les somete a la rutina de un día a día, bajo el sometimiento de un pensamiento único que no permite cuestionamientos ni críticas.

Bajo la producción general de William López, con un efectivo desarrollo escenográfico realizado por Héctor Becerra, apoyado por un vestuario diseñado por Marisol Martínez y Andrea Pedrón, junto a la asistencia del equipo técnico de Rajatabla, Terror y miseria del Tercer Reich puede ser vista hasta el próximo domingo 29 de octubre, en funciones de jueves, viernes y sábado a las 7:00 pm, y el domingo a las 6:00 pm. Un destacado trabajo que conmueve y perturba, como reflejo histórico de las perversas circunstancias a las que son sometidos los ciudadanos por parte de fanáticos ejercicios del poder.