Julia Roberts, una madre abnegada en Extraordinario

Apenas Julia Roberts terminó de leer el guion de Extraordinario, su más reciente película, la intérprete de Mujer bonita se sintió conmovida por la historia que cuenta el filme que recientemente se estrenó en Venezuela.

Con 50 años de edad y con tres hijos, la ganadora del Oscar a Mejor Actriz por Erin Brockovichencarna a la madre de un niño que padece un trastorno genético en el largometraje que dirige Stephen Chbosky, realizador de Las ventajas de ser invisible.

“Leí el guion sola primero. Luego lo llevé a casa, a mis hijos, y todos los leímos juntos. Estábamos muy conmovidos como familia. Y de ellos surgieron realmente grandes conversaciones, ideas, pensamientos y sentimientos por los cuales yo tendría que aceptar. No lo pensaron, ni yo tampoco lo pensé, acepté de inmediato”, cuenta la actriz, nacida en el estado de Georgia en 1967.

Extraordinario es una adaptación cinematográfica del best seller La lección de August, de Raquel Jaramillo Palacios, escritora estadounidense de padres colombianos. Cuenta la historia de Auggie Pullman, interpretado por Jacob Tremblay (La habitación), un niño de 10 años de edad que padece el Síndrome de Treacher Collins, enfermedad hereditaria por la que algunos huesos y tejidos del rostro no se desarrollan bien.

Al pequeño lo someten a una veintena de cirugías. Entonces, luego de lograr algunos avances, los padres deciden enviar a Auggie por primera vez al colegio, donde será blanco del bullying de algunos de sus compañeros.

Al recordar su pasado y presente, y compararlo con la trama del filme, Roberts indica que, en lo personal, nunca le ha tocado enfrentar una situación como la que aborda el nuevo trabajo que protagoniza.

“Si ha pasado, siempre he perdonado o no me ha afectado. Pero ya sabes, algunas de estas historias son tan difíciles de leer o escuchar”, dice Roberts, que comparte con Owen Wilson el papel protagónico como padres del niño.

La cinta invita a ver a las personas más allá de sus apariencias, y en Extraordinario la familia y los nuevos amigos de clase del niño lo apoyarán para que logre su cometido de ser aceptado tal como es.