Guillermo del Toro: Nunca sabes si tu filme va a ser un éxito o un desastre

El director mexicano Guillermo del Toro, habló sobre su forma de acometer el guión de sus obras y reconoció nunca saber cuando una película será un éxito o un fracaso.

"La película que sabes que debes hacer es aquella que no soportas no haber hecho", confesó el cineasta de Guadalajara, nominado al Óscar como mejor director y mejor guión por The Shape of Water.

"Me dejo llevar por esas ideas que te estrangulan hasta la muerte y procuro que sean ideas e historias que no se han hecho anteriormente. Nunca sabes si una película va a ser un éxito o un desastre de antemano, pero me guío por esa necesidad de contar esa historia que te pide el corazón", explicó.

"Para mí, escribir es como ser un turista o un viajero. Si eres un turista, tienes un horario terrible predefinido. A las 12, ver la Torre Eiffel, a la 1 el Louvre... Si eres un viajero igual no sabes a dónde vas a ir, pero te vas a tomar un café y vas a disfrutar de lo que hagas", manifestó.

El evento, celebrado como previa de los premios del Sindicato de Guionistas, que se entregarán el próximo día 10, contó con la presencia de Del Toro y Vanessa Taylor (The Shape of Water), Greta Gerwig (Lady Bird), Emily V. Gordon y Kumail Nanjiani (The Big Sick), James Mangold y Michael Green (Logan).

También acudieron Scott Neustadter y Michael H. Weber (The Disaster Artist), Jordan Peele (Get Out), Steven Rogers (I, Tonya), Aaron Sorkin (Molly's Game) y Virgil Williams (Mudbound).

"Cuando terminé la reunión con los ejecutivos del estudio Fox Searchlight supe de inmediato que íbamos a hacer la película porque acabamos todos llorando", confesó el mexicano sobre su obra, una historia de amor entre una mujer muda y una criatura marina en el marco de la guerra fría y con la estética de cuento de hadas tan reconocible de su autor.

"Pensaba que se quedaría en un proyecto para mí mismo. ¿Quién querría apostar por una historia sobre racismo a través del género de terror sin ser la basura más ofensiva que puedas encontrar? Por eso tardé cinco años en encontrar la manera adecuada de abordar el filme", explicó el cineasta.

La cinta cuenta cómo una tranquila y apacible visita de un joven negro a la finca de su novia blanca se convierte en un infierno impredecible, un relato que contiene un potente discurso sobre el racismo y las falsas apariencias.