Fanáticos de "Star Wars" analizan "Los últimos Jedi"

Disney

El público y la crítica esperaron meses para ver y vivir una nueva historia desarrollada en una galaxia muy, muy lejana. Star Wars: Los últimos Jedi  fue -sin duda alguna- uno de los estrenos más esperados de este año y se presentó como una apuesta arriesgada, donde se esperaba un mayor desarrollo de héroes y villanos del que se vio en 2015 en el episodio VII de la franquicia, El despertar de la Fuerza.

En Estados Unidos, las opiniones tanto de la prensa especializada como de los fanáticos, han sido dispares respecto a la producción dirigida por Rian Johnson. The New York Times, por ejemplo, catalogó Los últimos Jedi como una producción "verdaderamente buena (...) Un entretenimiento satisfactorio y por momentos fascinantes".

"Es la película épica que estabas esperando", señaló el crítico de cine de Rolling Stone, Peter Travers. "Con divertidas sorpresas, maravillosas aventuras y sorprendentes revelaciones que te dejarán anonadado", apuntó.

En Forbes, Scott Mendelson señaló que el episodio VIII de la franquicia creada por George Lucas en los '70 "es la 'Dark Knight' de la saga", catalogándola como un "espectáculo visualmente deslumbrante, guiado por los personajes, que está por encima del 'blockbuster'".

La web Rotten Tomatoes, en tanto, comparó las posturas de los expertos y fanáticos. En la página, la película aparece con una puntuación de 8,1 (sobre 10) por parte de los expertos, equivalente a 92% de aceptación, versus un 3,2 (sobre 5) de los seguidores de la historia galáctica y solo 54% de aprobación.

(ALERTA: spoiler)

Lo bueno

Inti Carrizo Ortiz es cineasta, guionista, comentarista y en 2010 ganó el premio Audience Choice Award en el "Star Wars Movie Challenge" organizado por Lucafilm, gracias a su cortometraje Renacimiento.

En términos generales, Carrizo declara que le gustó "bastante" el trabajo que Johnson hizo en Los últimos Jedi. "Es una montaña rusa que no para. Humor, sorpresas, lágrimas. Las emociones están a flor de piel y contiene algunos de los momentos más emotivos de la saga, incluyendo el reencuentro de Luke y Leia (Carrie Fisher), y varias secuencias de esta con sabor a despedida. Es innovadora, valiente. Trata de retratar a la Fuerza a través del lenguaje del cine, con juegos de montaje audaces y mostrando usos y formas nunca antes vistos", dice el realizador. "Rian Johnson sabe que es la hora de renovar Star Wars y lo hace sin miedo".

"Es muy Star Wars clásico en algunos aspectos, como el maestro ermitaño que no está ni ahí con este posible padawan que ha aparecido de 'El imperio contraataca'", suma por su parte Fernanda A. di Girolamo, licenciada en Educación, profesora de Artes Visuales y seguidora de la saga en todos sus formatos.

Además del guión, la educadora destaca la fotografía de la cinta. "Las secuencias en Crait y el atardecer con dos soles en Ahch-To como símil a 'Una nueva esperanza', son escenas muy emocionantes".

"El desarrollo de los personajes me gustó", cuenta por su parte Carlos Villa, periodista y youtuber del canal "Ian y Chucky", dedicado a la reseña de películas, cómics y cultura pop en general.

El comunicador agradece el desarrollo que Johnson le dio a personajes como Poe Dameron (Oscar Isaac) y Finn (John Boyega). "El primero, finalmente, se convierte en el líder de los rebeldes. Rey (Daisy Ridley) quiere salvar a Kylo Ren (Adam Driver) y no puede hacerlo, así que tiene que enfrentarse a él. Finn se redime un poco de haber sido un stormtrooper y de haber trabajado en la Primera Orden con este sacrificio que iba a realizar para salvar a los rebeldes", cuenta.

Lo malo

Si bien a los tres seguidores les gustó esta nueva entrega, también coinciden en que hay ciertos detalles respecto a la duración del filme e historias que no logran una madurez potente durante la película.

"La historia entre Finn y Rose (Kelly Marie Tran) en el casino siento que no llegó a ninguna parte", analiza Carlos Villa. "Era una escena importante porque servía en lo que va a desencadenar la película, pero le dieron muchos minutos a eso que, básicamente, era un cameo a la caverna de 'Una nueva esperanza'".

Fernanda repara en lo mismo. "Quizás la misión de Finn y Rose podría haber sido más corta pero sigue siendo necesaria: para ganar la guerra, lo primero que hay que destruir el mercado armamentista", sostiene apelando, además, a la poca "originalidad" de la canción que acompaña ese momento.

"La banda sonora tampoco es memorable, acompaña pero no es particularmente destacable. Es muy similar a 'Cantina Band' de 'Una nueva esperanza' y a 'Jabba Flow' de 'El despertar de la Fuerza', asegura.

Otra cosa en la que ella e Inti Carrizo están de acuerdo, es en la duración de Los últimos Jedi: más de dos horas y 30 minutos. "Es un exceso para cualquier película", cree di Girolamo. "Es también la película más larga de la serie, y si bien se rumorea que ya se descartaron más de 40 minutos de escenas eliminadas, la película podría beneficiarse con un pequeño ajuste de ritmo, especialmente en el medio", propone el director de cine.

Lo feo

"Definitivamente, quienes piden que Los últimos Jedi se elimine del canon, ¿en serio pretenden olvidar la teleserie que es 'El ataque de los clones' y que tuvo que venir a arreglar una maravillosa serie animada?", pregunta abiertamente Fernanda A. di Girolamo, quien en resumidas cuentas afirma no encontrar mayores reparos en el episodio VIII.

Inti Carrizo enfoca "lo feo" de la producción en cierto sector de la fanaticada de la saga. Asegura que algunos seguidores no les gustó Los últimos Jedi por el camino que Johnson llevó a algunos de los personajes más emblemáticos.

"Sienten que Luke ya no es su Luke, y que el humor molesta, aunque su presencia en toda la saga es innegable. Muchos se niegan a una visión que no sea la esperada, o la suya propia. El berrinche ha sido tal, que una petición circula en internet para que Disney 'borre y rehaga' la película, por 'faltarle al respeto al legado de los Skywalker'", critica.

El reclamo, que puede resultar anecdótico, "podría tener consecuencias: J.J. Abrams volverá al mando de Star Wars para el Episodio IX, y ante el enojo de estos fans, podría tomar un camino mucho más conservador y repetitivo que el que tomó Rian Johnson, cuya nueva trilogía planeada por Lucasfilm para el futuro también podría verse amenazada".

En vez de enfocar su desacuerdo con los espectadores, Carlos Villa apunta que su desagrado tuvo relación con la explosión de la nave en la que iba Leia.

"Pensamos que la habían matado. Todos sabíamos que la iban a matar de alguna forma porque Carrie Fisher falleció. Pero después la muestran flotando, volando como Mary Poppins hacia la nave. Lo encontré feo y malo. Si querían mostrar que Leia tenía la Fuerza en su interior, se podría haber hecho de otra manera", concluye el periodista.