Confirman existencia de agua en la Luna por primera vez

Los polos sur y norte del satélite esconden hielo en zonas ocultas por la sombra 

Cortesía de EFE

Pocas semanas atrás, el hallazgo de agua en estado líquido en Marte marcó un hito en la exploración de nuestra galaxia. Actualmente un equipo de científicos detectó evidencias que confirman la presencia de hielo en las regiones más oscuras y frías de la Luna.

Shuai Li, de la Universidad de Hawai, y Richard Elphic, del Centro de Investigación Ames de la NASA en California, dirigieron la investigación. Ambos científicos analizaron imágenes que fueron recogidas por el Moon Mineralogy Mapper, que voló en el Chandrayaan-1, la primera misión india a la Luna.

La mayor parte del hielo recién descubierto se encuentra en las sombras de los cráteres cerca de los polos. Foto: PNAS

La nave recolectó datos que coinciden con las propiedades reflectantes que se esperarían del hielo, y también midió directamente la forma distintiva en que sus moléculas absorben la luz infrarroja, por lo que pudo diferenciar entre agua líquida, y vapor o hielo sólido.

El origen del agua

Los depósitos hallados datarían de hace dos o tres millones de años, una etapa anterior al momento en que la rotación de la Luna quedó fijada en su eje actual. Al parecer, el líquido habría llegado desde el Sol cuando, en un torrente, las partículas de hidrógeno de la estrella chocaron con minerales ricos en oxígeno del satélite. De la unión de estos dos elementos se formaron moléculas de agua. Desde entonces no se han acumulado nuevas cantidades significativas de hielo.

Con suficiente hielo en la superficie, dentro de los primeros milímetros, el agua posiblemente sea accesible como un recurso para futuras expediciones que intenten explorar e incluso permanecer en la Luna. Si bien la cantidad encontrada no es mucha, es posible que en el fondo de los cráteres exista hielo suficiente para extraer agua para los astronautas o hidrógeno y oxígeno para utilizar como combustible.