Votar o no votar por Omar Vizquel

Las primeras planillas que se han hecho públicas incluyen el nombre de Omar Vizquel como candidato al Salón de la Fama. Es una unanimidad feliz y en cierto modo sorprendente, dado que el ex campocorto cuenta con entusiastas apoyos, sí, pero también con importantes críticos.

Hemos escrito varias columnas analizando su legítima aspiración a tener una placa en Cooperstown, así como antes la tenía con todo derecho David Concepción. También hemos evaluado su chance de entrar, recurriendo a la historia de la votación y al currículo de quienes serán sus contrincantes en este y en futuros años. Pero la vehemencia de sus adversarios y la coincidencia de todos los votos conocidos nos plantearon la idea de evaluar ahora la posición del público y los votantes.

Sean Forman y Keith Law son los principales censores de Vizquel. Son voces de gran peso en la comunidad beisbolera estadounidense. El primero es cabeza del extraordinario proyecto analítico y estadístico que es Fangraphs.com, una de las mejores páginas web que pueda haber con información de las Grandes Ligas. El segundo es un prominente evaluador de talento en ESPN.com.

Ambos han tenido duros juicios, frases peyorativas que de tan ríspidas sorprenden.

Hemos leído ya algunas respuestas de fanáticos que, doblemente dolidos, manifiestan su desprecio por las sentencias de aquellos. No culpamos a nadie. Forman debería estar claro que causaría polémica cuando escribió: “Votar por Omar Vizquel para el Salón de la Fama es un gran error. Enorme error. Es muy, muy, muy, malo. Sólo para ser claro, es pésimo. Realmente pésimo. Es algo que definitivamente nadie debería hacer. Evita marcar su nombre. De verdad. Es simplemente algo malo. No lo hagas. Simplemente no lo hagas, por favor”.

Una exposición así no es seria. Juan Vené, por ejemplo, ha manifestado públicamente su decisión de no apoyar al capitalino. Muchos compatriotas le han atacado por eso. Pero aunque el legendario periodista no ceja en su posición, sus argumentos son respetuosos y respetables.

Con Juan hemos hablado sobre el tema, incluyendo una entrevista que en su momento publicamos. Su conclusión está lejos de lo que plantea Forman. Nos dijo, palabras más, palabras menos, que para él, Vizquel será un verdadero inmortal si sus colegas le dan el respaldo, aunque él no sea parte de esa votación. Tampoco apoyó a Barry Larkin, pero hoy lo considera un legítimo miembro del Salón de la Fama, porque la mayoría dijo que sí lo era.

Esta es la esencia de la democracia. Si el colectivo al que pertenezco toma una decisión que no me gusta, igual la reconozco y aplaudo, porque formo parte de ese colectivo y respeto su decisión.

Esa es la opinión de Juan respecto a Larkin y Vizquel. Y esa posición merece todo el respeto, por más que muchos le ataquen, llamándole antipatriota y otras liviandades que no tienen que ver con una votación así.

La unanimidad es imposible. Nadie la ha logrado en el Salón de la Fama, no digamos ya en el día a día. En Venezuela hay ocho equipos y la afición se divide entre ellos, sin que eso sea bueno o malo.

Del mismo modo, es natural y respetable que haya quien piense que Vizquel no merece estar en Cooperstown, siempre que lo haga con argumentos. ¿Por qué todos tendríamos que pensar igual? De eso se trata la democracia.

@IgnacioSerrano

www.elemergente.com