En crisis la clave es organizarse

Venezuela está viviendo un momento muy difícil, y para poderlo pasar sin que nos afecte nuestra salud (entendiendo salud a un complemento de la parte física, mental, psicológica, emocional y social) la clave está en organizarse para poder sacar tiempo para las cosas realmente importantes para cada uno y así tratar de mantener un equilibrio con lo que está rodeándonos.

Y la mejor manera de comenzar es generando metas, además de que es perfecto porque estamos iniciando el 2018.

Pero no se trata de escribir una lista de cosas que quieres lograr durante el año, pues con esa lista lo que vas hacer es desenfocarte y no cumplir ninguna. Así que debes escoger una sola acción a realizar.

La mejor forma de hacerlo y la que más me funciona es escribir todo lo que quiero (la lista) y luego decirlas en voz alta, eso sí, observando mi cuerpo y lo que más me emocione o estremezca mi cuerpo es la meta que voy a trabajar.

Esas metas deben tener una visión de futuro y un por qué? La cual es el motor para que se pueda cumplir y no  solo se quede en algo que escribiste en un papel.

Además esa meta debe tener claro el valor y el propósito para ti, deben ser medibles, especifica,  con un tiempo definido y realizable.

Al tenerla claro escríbela en positivo, involúcrate solo a ti, si es grande divídela en varias pequeñas y luego ponlas en un lugar vistoso.

Mi clave

Además de la meta, toma en cuenta este cuadro que para mí es la clave de mi planificación.

Lo uso para todo porque me permite aprovechar mi tiempo sacándole el mejor partido a los momentos de espera entre un asunto y otro, cuando te cancelan una junta o comida, mientras esperas en la clase de karate de tu hijo, etc.

Es muy sencillo: toma una hoja que dividirás en 4, en el primero colocarás las cosas urgentes – que son las tareas que requieren la atención inmediata- en el segundo las cosas importantes –tareas que requieren especial intensión- en el tercero debes colocar lo no urgente –tareas que no requieran atención inmediata- y finalmente lo poco importante –tareas que no requieren atención especial-.

La idea es que lo importante se lleve tu mayor atención, porque es lo que realmente te llevará a que cumplas tus metas, y lo urgente son llamadas de improvisto del colegio o un accidente.

Y la mejor manera de notar que la planificación está funcionando es que el ítem de urgente este vacío.

Esto nos permitirá ir saliendo de tareas en momentos que tengas libre y en el orden y prioridad que le coloques.

Ya con tus metas y con la clave de lo importante estás lista para planificarte y ser exitosa con el manejo del tiempo.