Correr en ayunas ¿Resultará una buena idea?

Muchas personas recomiendan correr en ayunas para quemar grasas pero ¿es recomendable?

¿Es positivo? ¿Mejora el rendimiento? ¿Sirve para cualquier tipo de entrenamiento? Las preguntas sobre la posibilidad de correr con el estómago vacío han abierto una discusión casi filosófica entre corredores profesionales, entrenadores y aficionados al running.

  • No es lo mismo entrenar para una media maratón que entrenar para una ultramaratón.

Eliana Quevedo, nutricionista deportiva de gran experiencia con atletas de alta competencia, señala que correr en ayunas podría ser parte de un muy buen plan de entrenamiento. Pero es eso: una parte del plan. 

¿Cómo funciona si lo queremos hacer?
 

Nos explica que al enfrentarse a una rutina de entrenamiento, el cuerpo usa energía de tres fuentes distintas, el primer combustible es la creatina, luego las reservas de carbohidratos y el glucógeno muscular y luego el cuerpo empieza a echar mano de los ácidos grasos y las reservas de grasa.

  • La especialista señala que en general, salir a correr con el estómago vacío no es una práctica de largo plazo recomendable.

Hay, por toda la red, personas que aseguran que correr en ayunas se salta el consumo de carbohidratos y glucógeno muscular y es muy eficiente para perder peso. Esto podría ser cierto, pero para Eliana Quevedo no vale la pena, pues existe el riesgo bastante importante de perjudicar nuestra masa muscular.

"Algunos corredores utilizan esta estrategia para modificar la composición corporal, reducir el porcentaje de grasa del cuerpo. Lo mejor es hacerlo bajo la atenta supervisión de un especialista", señala Quevedo.