Víctor Martínez y Asdrúbal Cabrera cumplieron con sus labores

Ambos toleteros conectaron sendos cuadrangulares, aunque ninguno pudo impedir la debacle de sus respectivas novenas durante una atípica jornada vespertina del lunes

Tags

Cada año, el primer lunes del mes de septiembre tiene un significado especial para Estados Unidos. Pues en él se celebra el Labor Day o el Día del Trabajo, que enaltece a todas aquellas personas que día a día salen de a buscar el sustento de sus respectivos hogares.

Las Grandes Ligas, como ya es costumbre, suele acompañar a toda su nación en dichas festividades con jornadas vespertinas como la que se suscitó ayer y en la que al menos una dupla de venezolanos aprovechó para cumplir con las labores encomendadas

Víctor Martínez y Asdrúbal Cabrera, quienes ocupan la parte media del lineup tanto de los Tigres de Detroit como de los Filis de Filadelfia, conectaron sendos jonrones, aunque no pudieron evitar la caída de sus equipos.

V-Mart hizo su demostración de poder frente a los Medias Blancas de Chicago, quienes vencieron a los felinos 4-2, al conseguir su noveno cuadrangular de la zafra como único imparable en los cuatro turnos que consumió. Además el experimentado toletero alcanzó las 49 remolcadas que redondea lo que ha sido una zafra poca productiva y que se vislumbra como la última para él en las mayores.

Cabrera, por su parte, consiguió su cuadrangular 22 del año, con el que remolcó la única rayita de los cuáqueros en su descalabro 3-1 frente a los Marlins de Miami.

Fue este apenas el cuarto batazo de vuelta entera que consigue Cabrera desde que llegó a los Filis a finales de julio y el segundo en sus más recientes cuatro participaciones.

Otro venezolano que no se caracteriza precisamente por la fuerza de sus conexiones, pero que logró hacerle daño a los lanzadores contrarios fue Gorkys Hernández.

El jardinero central de los Gigantes de San Francisco fue el autor de la primera rayita que consiguió su conjunto en el juego que perdieron 9-8 contra los Rockies de Colorado, después de conseguir su vuelacercas 14 de la zafra, con el que siguió aumentando lo que de por sí es su mejor marca en una temporada desde que hzio su deber en 2012 con los Piratas de Pittburgh.

Fue esa la única cosecha de Hernández en el partido y con la fletada llegó a 39, también cifra tope para él tras cinco temporadas en MLB.