El poder de José Altuve abandonó la hibernación

El camarero de los Astros de Houston pegó su primer vuelacercas de los entrenamientos primaverales. En las últimas 2 temporadas acumula 48 bambinazos

Tags

osé Altuve posee un contacto privilegiado y eso no es nada nuevo. Lo sabían Alfredo Pedrique y Wolfgang Ramos cuando lo firmaron, también los instructores del sistema de ligas menores de los Astros de Houston, y después se dio cuenta el universo del beisbol cuando ganó el año pasado su tercer título de bateo en la Liga Americana. Sin embargo, algo ha cambiado en el bateo del camarero con el pasar de los años: ha desarrollado poder.

En 2015 hubo el primer indicio; pegó 15 cuadrangulares. Después explotó. Sacó 24 jonrones en cada una de las últimas 2 temporadas. Con 48, es el cuarto venezolano con más cantidad de estacazos desde 2016, solo es superado por Rougned Odor (63), Miguel Cabrera (54) y Salvador Pérez (49).

Luego del sueño invernal, el poder del aragüeño se despabiló y salió de la hibernación. Michale Wacha, abridor de los Cardenales de San Luis, presenció el despertar. Fue víctima del primer bambinazo del segunda base en los juegos del Spring Training. La bola salió por el jardín derecho del Roger Dean Stadium en Jupiter, Florida, hogar primaveral de los pájaros rojos.

Resultó un cuadrangular extraño para los hábitos de Altuve, pues de sus 84 vuelacercas de por vida en las mayores solo 8 abandonaron el parque por la banda contraria.

El tablazo fue el único imparable del maracayero en 3 turnos legales, y su quinto hit en 12 chances en los amistosos. Las cifras arrojan .417 de promedio de bateo.

Si bien los siderales están llenos de estrellas y éxitos nacidos por la conquista de la Serie Mundial el año pasado, Altuve irrumpirá la venidera campaña como el mejor jugador del joven circuito, calificativo argumentado por la distinción al Más Valioso que ganó la zafra anterior.

Poder filibustero. La tragedia de Aníbal Sánchez significó la alegría de Elías Díaz. El receptor de los Piratas de Pittsburgh castigó al lanzador de los Mellizos de Minnesota con un jonrón que produjo 3 anotaciones. El batazo fue el primer hit primaveral del marabino, que hace menos de un mes sufrió el secuestro de su madre en el estado Zulia.

Sánchez, quien busca un lugar en el equipo grande de los Mellizos, lanzó 2.0 innings y aceptó 6 carreras limpias, además de 5 incogibles. La buena noticia para él es que logró ponchar a 4 adversarios.