Oswaldo Guillén: “No esperamos que Balaguert sea un Guante de Oro”

Williams Morrero

El cubano Yasiel Balaguert fildeó varios rodados en la antesala que salieron del fungo del coach Liu Rodríguez, horas antes del partido entre los Tiburones de La Guaira y los Navegantes del Magallanes, el sábado en el Estadio José Bernardo Pérez.

El importado, que fue inscrito en el roster semanal de los Tiburones de La Guaira el viernes, ha surgido como una alternativa para la tercera base, algo que no estaba en la planificación inicial del club.

Balaguert, un fornido bateador derecho, nunca antes ha jugado en la esquina caliente. Desde que comenzó su carrera profesional en las granjas de los Cachorros de Chicago, a los 19 años de edad, en 2012, suma 580 encuentros repartidos entre la inicial y los jardines.

“Le di un turno como emergente el viernes. Pero en realidad quería saber cómo jugaba en tercera, quería verlo”, señaló el manager Oswaldo Guillén. “Nos la vamos a jugar con él ahí, al menos en al principio de los juegos y si estamos arriba, lo sacaremos al final. Pero no esperamos que sea un Guante de Oro”.

Luis Sardiñas, uno de los peloteros de mayor jerarquía que inició la campaña con los escualos, por su experiencia en las Mayores, fue el antesalista regular del equipo hasta que el 27 de octubre sufrió una fractura en el dedo medio de la mano derecha, que lo mantendrá fuera de acción de tres a cuatro semanas.

Desde entonces han desfilado por la posición Rony Cabrera, Jorma Rodríguez y José Castillo, además de Balaguert que actuó durante tres entradas en el desafío del viernes, pero no tuvo lances.

“Hablé con los muchachos y los vamos a estar rotando”, destacó Guillén. “Tuve un meeting con ellos para aclararles que el que se quedara sin jugar un día o dos, no se fuera a molestar. Tenemos que mantenernos unidos porque no pueden estar 16 en el terreno, solo son nueve. Siempre se forman las guerrillitas y en mi equipo no voy a aceptar eso”, señaló el estratega”.

“Obviamente, esperamos que Sardiñas pueda regresar antes que se vaya (Nate) Orf a finales de mes, pero no lo vamos a presionar. Tiene que encontrarse al 100%, porque primero es el físico del pelotero y nadie va a jugar a alguien lesionado”, dijo.