La LVBP definió el calendario para la temporada 2018-2019

El viernes 12 de octubre los campeones Caribes de Anzoátegui recibirán en el Alfonso “Chico” Carrasquel a Águilas del Zulia, como el juego estelar de la jornada de cuatro juegos

AVS

La fiesta del beisbol venezolano ya tiene definido su calendario para la temporada 2018-2019 que se jugará en nombre del fallecido ex jugador, gerente y manager Domingo Carrasquel.

Así lo hizo saber ayer el ente rector de la pelota rentada durante el último día de la tradicional Convención Anual que se celebró desde el miércoles en la Isla de Margarita.

El vigente campeón del torneo, el conjunto Caribes de Anzoátegui, recibirá en el estadio Alfonso “Chico” Carrasquel a su similar Águilas del Zulia en la inauguración oficial y que tiene como fecha de inicio el viernes 12 de octubre a partir de las 6:00 pm.

La jornada, que coincide con un día feriado, será completada con el atractivo duelo entre los Leones del Caracas y los Tiburones de La Guaira en el Universitario a la 1:00 pm; Navegantes del Magallanes recibiendo la visita de Tigres de Aragua a las 5:00 pm y el duelo entre Bravos de Margarita y Cardenales de Lara, que se jugará en el Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto desde las 4:00 pm.

En el cierre de las reuniones, además del cronograma, también se ratificó la modificación en los horarios de los juegos en Caracas y en Maracaibo. Cuando los melenudos funjan como locales, los partidos entre semana iniciarán a las 6:00 pm, los sábados a las 4:00 pm y los domingos a la 1:00 pm. Algo parecido sucederá con los rapaces, que jugarán en Maracaibo a las 6:30 pm de lunes a viernes. El horario del fin de semana se mantiene.

Castigo severo. Juan José Ávila, presidente de la LVBP, manifestó que, en cuanto a la política antidopaje, fueron tomadas medidas severas para aquellos que consuman anabolizantes u otra sustancia prohibida.

La sanción para aquellos que incurran por primera vez aumentó de 25 a 30 juegos de suspensión. Los que resulten positivos en una segunda prueba serán castigados por 60 partidos y no por 30 como era anteriormente y los que sean descubiertos por una tercera ocasión deberán mantenerse alejado de los terrenos por al menos tres temporadas.

Visitas limitadas. Con el objetivo de mantenerse lo más apegado posible a los parámetros de la MLB para intentar reducir el tiempo de los juegos, se optó por reducir también las visitas de coaches y receptores al morrito de los lanzadores, con un límite de seis por compromiso.