El experimento de Kevin Cash benefició a Yonny Chirinos

El zuliano se ha erigido como la gran figura en el bullpen de los Rays de Tampa Bay, en el que ha conseguido estabilidad luego de una infructuosa labor como abridor

A principio de temporada, Kevin Cash, manager de los Rays de Tampa Bay, anunció que ante la poca cantidad de abridores a tiempo completo en el plantel, apostaría por usar una rotación improvisada en la que hasta los cerradores iban a tener la oportunidad de iniciar compromisos.

La idea en primeras instancias lució descabellada. Las opiniones de los escépticos no tardaron en surgir y auguraron de poco fructífero el “experimento” de Cash. Pero resultó todo lo contrario.

La estrategia del mandamás ha sido todo un éxito. Para sorpresa de muchos los resultados obtenidos por el staff de monticulistas de los Rays los tienen hoy por hoy dentro de los mejores en la Liga Americana, superados en efectividad solo por los Astros de Houston y los Medias Rojas de Boston.

Incluso el venezolano Yonny Chirinos se ha visto beneficiado por la drástica medida tomada por su mandamás.

Al zuliano no le fue tan bien como esperaba durante las presentaciones en las que le tocó hacer el lanzamiento inicial del juego, labor que estaba predestinado llevar a cabo cuando fue ascendido al equipo grande. En siete aperturas Chirinos no pudo obtener ninguna victoria y salió derrotado en tres ocasiones con 4.21 de efectividad.

Cash, frente a esta diatriba, decidió mudarlo al bullpen y desde ese momento la temporada de Chirinos sufrió un vuelco total, de tal manera que en la actualidad es uno de los brazos más efectivos entre los sustitutos de Tampa.

Los cuatro triunfos que  posee el derecho de 24 años de edad en su primera campaña en las mayores los ha conseguido ingresando al juego en detrimento de un abridor. De hecho, dos de ellos los conquistó la semana pasada, en la que le tocó tomar el montículo prematuramente y lanzar cuando menos seis capítulos en cada presentación.

La marca de Chirinos desde el 4 de agosto es de 4-2 con 3.45 de porcentaje de carreras limpias admitidas en 7 relevos prolongados, cifras que reflejan su notable mejoría haciendo las veces de “conejillo de indias” en los ensayos del científico Kevin Cash.

Así como Chirinos, otro venezolano que se ha favorecido de las distintas facetas que se la han encomendado a cumplir en los Rays es José Alvarado.

El desempeño del zurdo ha pasado inadvertido a pesar de que su récord de 1-5 así no lo expresan, sobre todo porque tuvo un inicio dubitativo.

Aunque con semejanza a la gran mayoría de sus compañeros, su rendimiento ha venido de menos a más y llegó a la jornada de ayer con una seguidilla de 11 actuaciones sin recibir carrera alguna, además de seis ventajas preservadas (holds) y tres salvamentos en el mismo número de oportunidades.

La recuperación de Alvarado inició justo después del descanso por el Juego de Estrellas, tal y como sucedió con muchos de sus coterráneos. Desde entonces el todavía novel serpentinero acumula 0-2, 10 holds y 4 rescates, amén de una minúscula efectividad de 1.32 en 22 apariciones.