Acuña la estaca

La promesa de los Bravos de Atlanta conectó su primer cuadrangular primaveral. La víctima fue el abridor Masahiro Tanaka de los Yanquis de Nueva York. El ex jardinero Andruw Jones ha servido como tutor al varguense

Agencias

El ex pelotero Andruw Jones es la sombra de Ronald Acuña. No importa si la frase es engullida metafórica o literalmente, igual tiene sentido. La estrella de las praderas de los Bravos de Atlanta en la época de los 90, es el punto de comparación que utilizan los instructores para dar a entender las proyecciones de la promesa venezolana. Pero también es cierto que el astro curazoleño es el que sigue al muchacho a todas partes. Es su tutor; la silueta que lo persigue en la primavera.

Ese es el trabajo de Jones. Ser el celador y la guía de los jardineros en los campos de entrenamientos de la organización, pero sobre todo supervisar el crecimiento de Acuña jr., que luce desmedido, según las catalogaciones entendidas dentro de la organización. El ganador de 10 Guantes de Oro es parte de un patrón que, hasta ahora, no tiene irregularidades. Solo suelta halagos, como lo hacen el Salón de la Fama Chipper Jones, el campocorto Dawsby Swanson, el manager Brian Snitker, el gerente general Alex Anthopoulos y otros nombres.

Acuña jr. hizo valer ayer las cuñas que lo rodean desde el año pasado. Conectó un envío del lanzador japonés Masahiro Tanaka, abridor de los Yanquis de Nueva York, después de estar en una bola y un strike. La pelota no encontró ninguna resistencia, ni siquiera le fue rival la lejana barda del jardín central del George Steinbrenner Field, en Tampa Bay, donde los bombarderos tienen el cuartel general.

El cuadrangular fue el primero de los juegos del Spring Training para el superprospecto, número uno del beisbol de acuerdo Baseball America, quien también largó par de indiscutibles para lograr su tercer compromiso consecutivo de 2 o más incogibles.

Desde el miércoles Acuña jr. ha producido los 8 hits de su pretemporada. Al dividir los batazos en los 19 turnos legales que ha consumido se obtiene un promedio de bateo de .421, además de 4 carreras impulsadas, 2 anotadas y un OBP de .476. Si bien es un patrullero central natural, jugó en la pradera izquierda por la presencia del también venezolano Ender Inciarte en el medio.

Todavía es incierto el futuro próximo de la máxima promesa nacional. ¿Comenzará la temporada regular en Triple A o hará el equipo grande y debutará durante el Opening Day? Los reportes señalan que lo más probable es que sea bajado a las menores y subido a finales de abril, pues el movimiento favorecería contractualmente a Atlanta.  No obstante, el cuerpo técnico no ha confirmado la hipótesis.

“Quiero ponerle la decisión difícil al equipo”, ha soltado en repetidas ocasiones el joven de 20 años de edad, que compartió el diamante con Gleyber Torres, el mejor prospecto de los Yanquis y el segundo de Venezuela, quien salió como emergente y no tuvo suerte en dos apariciones.

Despertar felino. En Lakeland, Miguel Cabrera, inicialista de los Tigres de Detroit, disparó 2 hits en 3 turnos contra los Marlins de Miami. Su promedio primaveral quedó estacionado en .385. El campocorto Dixon Machado se fue de 3-1, el utility Alexi Amarista de 1-0 y el bateador designado Víctor Martínez de 3-0.

LA CIFRA

82 son las carreras que impulsó Ronald Acuña el año pasado al sumar sus actuaciones en Clase A, Doble A y Triple A. Fue electo al Juego de Estrellas del Futuro.