Jefe de la CIA dijo que China y Rusia son las “grandes amenazas” de EE UU

En una entrevista exclusiva, el director de la Agencia Central de Inteligencia de EE UU, Mike Pompeo, le explicó a la BBC por qué está tan preocupado por “los intentos de China de influir en Occidente” como por Rusia

Los intentos de China de "influir de forma encubierta" a Occidente causan la misma preocupación que la "subversión" de Rusia, declaró Mike Pompeo, el director de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés).

Pompeo le dijo a la BBC que los chinos dejan "una huella mucho más grande" en esto que los rusos.

Y entre las actividades de Pekín destacó desde los "esfuerzos para robar información estadounidense", hasta la infiltración en escuelas y hospitales que se extiende hasta Europa y Reino Unido.

Pero el jefe de la CIA también adelantó que Moscú "intentará intervenir" en las elecciones de mitad de término de EE UU que, en noviembre de 2018, renovarán toda la Cámara de Representantes y elegirán un tercio del Senado.

Aseguró que no ha habido una disminución significativa en los intentos de Rusia de subvertir Europa y EE UU.

Pompeo, que fue un congresista republicano de línea dura antes de ser nombrado jefe de inteligencia, habló al respecto en una entrevista exclusiva con el corresponsal de temas de seguridad de la BBC, Gordon Corera.

También advirtió a Irán sobre no atentar contra los intereses estadounidenses en Medio Oriente.

Esfuerzos concentrados

"Piense en el tamaño de las dos economías", dijo Pompeo al referirse a Rusia y China.

"Los chinos tienen una huella mucho más grande sobre la cual ejecutar esa misión que la de los rusos".

A principios de este año, un exagente de la CIA fue arrestado bajo cargos de retener información clasificada en un caso que se cree conectado con la desarticulación de las operaciones de espionaje de la agencia en China.

Dos años antes del arresto del agente Jerry Chun Shing Lee, unos 20 informantes murieron o fueron encarcelados en uno de los fracasos más desastrosos de la inteligencia de EE UU en los últimos años.

Pero los expertos no sabían en ese momento si el desastre fue debido a la actividad de un topo (un agente infiltrado) o un hacking informático.

El jefe del espionaje estadounidense señaló a la BBC que los países podrían hacer más de forma conjunta para combatir los intentos de China de ejercer su influencia en Occidente.

"Podemos observar los esfuerzos muy concentrados para robar información estadounidense, para infiltrar a EE UU con espías con personas que estarán trabajando en nombre de los chinos contra el gobierno en EE UU", dijo.

"Lo vemos en nuestras escuelas. Lo vemos en nuestros hospitales y sistemas médicos. Lo vemos en el ámbito corporativo. Eso también es cierto en otras partes del mundo, incluyendo Europa y Reino Unido".

Métodos chinos vs métodos rusos

La interferencia de Rusia ha sido tema central del debate político en Washington, con acusaciones de hackeo y divulgación de información por parte de Moscú, así como el uso de las redes sociales para crear división en EE UU, señala el corresponsal de Seguridad de la BBC, Gordon Corera.

Según Pompeo, el alcance de China abarca desde las formas tradicionales de espionaje (humano y cibernético) hasta las acusaciones de haber usado propiedad intelectual robada para ayudar en sus negocios.

Pero también incluye la manera en que usa su peso económico para influir en las empresas estadounidense que tratan de penetrar el mercado chino.

Pompeo también desestimó la idea de que EE.UU. tiene poca influencia en el conflicto en Siria, donde el presidente Bashar al Asad continúa en el poder apoyado por Rusia e Irán.

"Vamos a trabajar en esos complicados problemas y hacer retroceder a los iraníes dondequiera que podamos", afirmó a la BBC.

El año pasado se supo que Pompeo había escrito a Qasem Soleimani, el líder de las fuerzas Quds, que son parte del Guardia Revolucionaria iraní, para advertirle quecualquier ataque contra intereses estadounidenses no pasarían sin represalias.

"Quise enviar un mensaje claro a Qasem Soleimani. De que hay intereses estadounidenses, hay intereses occidentales, intereses británicos y otros. Y un ataque contra estos será enfrentado con una respuesta similar".

"Debería estar muy consciente de que es intolerable que los iraníes amenacen los intereses de EE UU", añadió.