Narváez: “Era irrespetuoso confirmarles a última hora”

ARCHIVO

Fueron razones de índole económica y no razones técnicas las que determinaron la convocatoria final para la segunda ventana del clasificatorio al Mundial de Baloncesto China 2019.

El martes Venezuela anunció el grupo de 17 seleccionados por el entrenador Fernando Duró para enfrentarse con Chile y Colombia dentro de dos semanas y en la lista no hay jugadores de ligas internacionales.

“La verdad es que ninguna federación en Venezuela tiene acceso a divisas”, afirmó Oswaldo Narváez, coordinador de selecciones nacionales de Fevebaloncesto. “La crisis económica hace cuesta arriba traer jugadores de ligas extranjeras”.

Narváez explicó que pese a que mantienen buenas relaciones con Mindeporte, nunca bajaron los recursos para el pago de la boletería. Por eso tomaron la decisión.

“La mayoría de las veces nos ha apoyado en la asistencia y preparación de las selecciones”, recordó. “Esto de los pasajes ya nos pasó en la primera ventana. En virtud de la falta de respuesta decidimos convocar solo a los locales. Duró nos presentó tres opciones: una con cuatro jugadores internacionales, otra con dos y una tercera en la que no iba ninguno. Ellos tienen familia y deben planificarse, es una falta de respeto confirmarles a última hora”.

En noviembre de 2017 Venezuela jugó contra Colombia y Brasil sin Gregory Vargas, David Cubillán y Miguel Ruiz.

“Esta vez Gregory nos ofreció comprar su pasaje con la condición de que se lo reembolsáramos”, apunto Narváez. “Pero con ellos adquiríamos una deuda que debe ser aprobada por la junta directiva y no tenemos como garantizarle el pago”.

Aunque en Fevebaloncesto advierten que la potencial clasificación está en peligro, creen que todavía hay margen para tomar correctivos.

“Hay un riesgo de no clasificar, no tenemos un universo de jugadores tan amplio. Sin embargo estamos enfocados en tomar ese boleto pese a cualquier adversidad. No quiero encender alarmas y antes de que termine esta semana entregaré la solicitud para la boletería de junio”.

Los convocados se concentrarán desde el 16 de febrero en Barquisimeto y allí trabajarán hasta el 22 en la mañana. Esa noche jugarán contra Chile en el Domo Bolivariano y al día siguiente tienen planificado viajar a Medellín para el partido del 25.