Negociación en Dominicana causa diferencias en la AN

EFE

En la sesión de ayer de la Asamblea Nacional los diputados dejaron claras las diferencias que existen frente al proceso de negociación con el gobierno. Las discrepancias surgieron durante la aprobación del acuerdo de la Consulta Nacional para el Rescate de los Derechos a través de un Proceso de Negociación, en el que el Parlamento declara su respaldo a las reuniones que sostendrán el viernes y el sábado representantes del Ejecutivo y de la Mesa de Unidad Democrática en República Dominicana.

La diputada Mariela Magallanes (La Causa R), que presentó en la plenaria el informe de la Comisión Especial que consultó a distintos sectores de la sociedad civil, aclaró “en aras de la transparencia” que la jornada de reuniones que estará supervisada por seis cancilleres y el presidente de la isla, Danilo Medina, no es un diálogo sino un “proceso de negociación”.

Su intervención fue interrumpida por un grupo de personas que exclamaron desde el balcón del salón de sesiones: “Diálogo es traición”. Ante los gritos de reclamo, la diputada aceleró su discurso y solicitó que se aprobara el acuerdo por votación nominal. No dieron oportunidad para el debate, en el que estaba anotado el diputado Biaggio Piellieri (Convergencia), quien forma parte del Bloque 16 de Julio, que se opone a las negociaciones.

El acuerdo, que según la Secretaría General de la Asamblea Nacional fue aprobado por 82 de los 85 diputados presentes, también establece llevar el informe con las observaciones, consideraciones y propuestas de la sociedad civil –con respecto al proceso de negociación– a las delegaciones del gobierno y de la oposición; publicitar las propuestas de los sectores que participaron en las consultas y entregar el informe de la Comisión Consultiva al cuerpo diplomático.

Luego de que se aprobó el acuerdo, el diputado Richard Blanco (ABP) desde el jardín del Palacio Legislativo rechazó que bajo “tácticas legislativas peores de las que realizaban los diputados del chavismo cuando estaban ahí” se haya llamado al voto nominal. Indicó que no existía el quórum reglamentario, por lo que previo a la votación había solicitado al jefe de la fracción de la MUD, Stalin González (UNT) que se contara el quórum reglamentario.

Piellieri aclaró que no satanizan la negociación, sino que para que esta sea eficaz debe cumplir los requisitos que iban a proponer en el debate: credibilidad de las partes, respaldo social y exigibilidad de los resultados.

Previo a estas declaraciones, el jefe de la Comisión Consultiva, Stalin González, declaró que el objetivo “no es entrar en polémica con los diputados en contra”, sino en lograr el cambio de gobierno.

El parlamentario informó que debido “a diferencias” con los familiares de las víctimas de la represión y de los presos políticos no se logró un consenso para enviar una representación de ellos a Santo Domingo.