Esculturas rinden homenaje a manifestantes caídos

MANUEL SARDÁ

Antonio García Rico experimenta con formas abstractas escultóricas a fin de construir una función para cada volumen metálico en (Objetuales), su muestra individual que se inaugura el domingo, a las 11:00 am, en la Galería Graphicart. El diseñador industrial y artista plástico parte de la experimentación con barras de aluminio pulido y expone una serie de obras que se presentan como parte del proceso de creación de Ofrenda, una instalación en homenaje a los caídos en las protestas de este año, que se inaugurará el viernes en la plazoleta ubicada frente al Concejo Municipal de Baruta.

Las esculturas de García Rico fueron construidas sobre la base de ensamblajes metálicos que son el producto de unir módulos de tubos entrelazados. Cada obra puede tender hacia el infinito, dar la impresión de coincidir con curvas inimaginables en el hierro o crear ilusiones cinéticas a partir de una composición geométrica. Sin embargo, para el artista el objeto es lo menos importante, las piezas se concretan con la participación del espectador que les da forma y las inscribe en un concepto.

“El proceso de creación es experimental, nada está preconcebido sino que voy descubriendo”, indica García Rico. “Para el espectador puede haber múltiples interpretaciones, sin embargo yo puedo hacer que sean menos abstractas y más figurativas. Es decir, este trabajo tiene un valor en el pensamiento. En esa construcción de la función del objeto radica la verdadera obra de arte”, añade el artista, quien completa esa noción al dar nombres como Perchero o Base para mesa a sus piezas.

El escultor fue convocado para diseñar y montar los postes de luz del puente República que está frente a Miraflores. Después de ese trabajo le sobraron tubos de aluminio que se convirtieron en una obra cuya dimensión abarca más de tres metros. Son tres erizos checos que guardan semejanza con las armas utilizadas para impedir las invasiones nazis durante la Segunda Guerra Mundial. “Ahora esas piezas, que yo quería colocar como una ofrenda bélica frente a una estatua de Bolívar, rendirán homenaje a los caídos y tendrán un función: recordarle a quienes las vean que muchas personas murieron por manifestar”, puntualizó el artista.