• Caracas (Venezuela)

Álvaro G. Requena

Al instante

Cómo comunicarse entre conspiradores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

He aquí la mejor manera de evitar que la policía, pareja o jefe, se enteren de lo que estás haciendo. Ya que, hasta para una “movidita” hay que apelar al secreto, la clandestinidad, al Morse o al cuti.

Hoy, contribuiré con quienes se identifican con las protestas de los estudiantes, de las amas de casa, de los enfermos y sus familiares y de quienes ganan poco y no soportan la jaquetonería, sordera y falta de empatía del gobierno, para que puedan comunicarse entre ellos y cuando los lean, escuchen o adivinen, por medios lícitos o no, aprobados o no por un juez y fomentados o no por el gobierno, no sean interpretadas sus frases y expresiones como planes o complots para siquitrillar a nadie, para bajarlo de la silla o para perjudicar la economía, los vuelos internacionales, las compras de petróleo, el precio de la gasolina, los derechos humanos de los ministros y ministras, militares y militaras, fiscales y fiscalas, jueces y juezas o pranes y pranas de este país.

Comenzaremos diciéndoles que no deben utilizar para comunicarse ningún medio que se preste a confusión, como: señales de humo, coplas llaneras, galerones ni gaitas. Tampoco deben enviarse mensajes electrónicos y mucho menos por Youtube. Si vas a hablar por teléfono con algún conspirador o con alguien peligrosón, hazlo desde uno de esos de la calle y no menciones palabras en inglés ni que tengan que ver con moribundos. Si, por ejemplo, vas a decirle a un amigo que irás a un velorio, debes decir que irás al rezo de la Rosa Mística en casa de mamá Inés y que allí todos tomamos café, si hay. Si vas a reunirte con algunos más para escuchar a fulano o a mengana hablando de política o tensión social y económica, di, simplemente: “Cónchale, tengo que ir a visitar a mi abuelita mamá María, o papá Enrique, o al tío Leopoldo”.

Si vas a ir a una manifestación de protesta pacífica, que me parece loable y útil, mencionarás que mañana a las 6:00 am irás a hacer taichí con una profesora que importó el gobierno junto con los carros chinos.

Recuerda que está acordado que a todos los números que menciones se le suma al primer dígito por la izquierda, 3 unidades. Por ejemplo: las 6:00 am, son las 9:00 am; el dólar vale 49,99, y tú sabes lo que cuesta. Lo mismo con los votos que sacó Capriles. En el caso de la popularidad y otras encuestas se le restan 3 unidades si es oficialista. ¿Está claro?

Es fácil andar clandestinamente, no hay que matarse mucho, pero lo importante es recordar que el trabajo sucio lo hacen otros y que hay suficientes insensatos en el mundo como para que engroses el número. Déjalos que se quemen solitos y espéralos en la bajadita, sentado y conversando de cosas placenteras y deseos políticos insatisfechos por el momento, con tus amigos de siempre y no con los nuevos, que pueden ser unos soplones, o sea, unos sapos.

alvarogrequena@gmail.com @arequena