• Caracas (Venezuela)

Alicia Freilich

Al instante

Los tres golpes chavistas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Antes, la triple clase media venezolana, según el refrán, se daba tres golpes al día: desayuno, almuerzo y cena. Hoy, el castrochavismo da golpizas a la mayoría y el hambre es pan diario.

Golpe caliente: 4-02-92.Un grupo militar conspirador, sanguinario, ambicioso y mitómano intenta asesinar a Carlos Andrés Pérez, presidente constitucional en ejercicio, baleando su oficina en la sede oficial de Miraflores y su residencia familiar en La Casona. Fracasan por segunda vez al siguiente 27-11 y “por ahora” se preparan para otro estilo de igual meta. “Amanecí de bala” (1971) famoso verso del revolucionario Víctor Valera Mora define dos siglos de esta violenta tradición local y regional.

Golpe tibio: 2-02-99, lento, mentiroso y más seguro se vale del voto a la manera hitleriana combinada con la comunista del G2 creando un fascio tropical que fusiona el sistema militarista destructor de las instituciones democráticas a la extrema derecha, con el populismo dictatorial revolucionario de la izquierda radical. Es la tiranía del acoso, tortura, prisión, ruina y muerte llamada socialismo del siglo XXI. Se consolida mediante el continuo fraude electoral junto a otros delitos de un Estado monoproductor rentista corrupto y su operadora casta cívico-militar llamada bolivariana enriquecida mediante el robo del dinero nacional, público y privado. Patria o muerte novela de Alberto Barrera Tyszka (2015) muestra las huellas emocionales de esta fractura sociopolítica y cultural.

Autogolpe frío: en pleno desarrollo. Sectores de la Fuerza Armada y del Ejecutivo vigilados desde Cuba desconocen de facto su derrota comicial del 6-12-2015 y rechazan cada ley del nuevo Poder Legislativo ganado por más de 80% opositor. Buscan anular sus atribuciones constitucionales. Dejan al desnudo su propia naturaleza fascista. Es el golpismo suicida ya en implosión y no se entrega porque espera órdenes. Pero su jefe, el castrocubanismo armado, trata de solucionar primero su crisis interna antes de autorizar el fin de este régimen y su petróleo gratuito. El chulo suelta a su víctima solo cuando esta ya no puede sostenerle su negocio.

De golpe, sobre un caballo blanco aparece el Libertador, que no es bolivariano ni pajarito y le pregunta al patriota Hugo Chávez: ¿Por qué tus soldados disparan contra su pueblo? ¿Para esto hiciste un desierto del huerto? ¿Cuándo colgarán sus disfraces de toga y birrete tus fan-magistrados?  ¿No bastan tres lustros de karma revolucionaria usando mi nombre para hundir en la infelicidad total a nuestro país?

Tema para una obra teatral en busca de autor.