• Caracas (Venezuela)

Alicia Freilich

Al instante

República praniana de Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

1.- Su carta magna es un borrador diario que viola de raíz a la Constitución bolivariana de 1999  y publica en gacetas la Imprenta Nacional que a diferencia de, entre muchos otros, El Carabobeño, Tal Cual y este periódico, siempre tiene papel y le sobra.

2.- La impone su Fuerza Armada pránica, un generalato con caletas, casta multimillonaria cuyo símbolo es un mazo de gorila que aplasta el cerebro de quien se atreve a reclamar.

3.- Su instrumento judicial primario es el carro, un puñal ensangrentado de doble filo: el tribunal de reos en toga y birrete ya convictos pero todavía no confesos que sostiene al pran mayor, ilegítimo por su origen y desempeño, experto en sumisión al castrocomunismo, saqueos, mentira y vagancia.

4.- Su gabinete ministerial son luceros, oportunistas cuya ineptitud  amoral firma y sella la mortandad cotidiana por hambre, desnutrición, enfermedad, y un hamponato diversificado desde el dólar de la banca oficialista  hacia el componente criminalizado de su burocracia militarista.

5.- Fiscalía, Consejo Nacional Electoral, Defensoría del Pueblo, mayoría de gobernaciones, alcaldías y concejos municipales son carrocería, ex uniformados(as) verde oliva con gorras y pañuelitos rojos ahora en liquilique, franelas, guayaberas y traje formal cuando Alta lo exige. Su pranífica misión es cumplir órdenes cerradas en y desde Caracas, sucursal petrolera de La Habana, vía cable submarino y G2 incrustado en todo el sistema pranístico.

6.- Su vicepresidente puede ser un ex pedagogo, maestro en el artificio de la demagogia populachera.

7.- Su cofradía diplomada en organismos internacionales y regionales tipifica al comunismo dinástico Chiqui Luki de caviar.

8.- Su catecismo educacional empieza con  excursiones al palacio bugui Cuartel de la Montaña para invocar al nuevo dios desde el preescolar hasta las universidades dependientes.

9.- Su chugueireo es una escuálida representación parlamentaria, brutalmente estalinista, analfabeta adoctrinada al caletre.

10.- Su productividad se registra en el  saldo común que suma morgue, cementerio, cárcel, celda de tortura, hospital y automercados vacíos, puesto de bachaqueo, notaría, caja bancaria, colectivo armado, gente furiosa y reprimida mientras pierde el miedo sembrado en el Plan Ávila de  Puente Llaguno.

Para entender algunos  vocablos de esta nota busque ayuda, si aún los pránicos de la censura no han bloqueado su Internet.

Advertencia: Este decálogo es cronificción voluntaria de  esta columnista opinante, ociosa, vendepatria, oligarca, imperialista de la derecha, adicta a perversas fantasías políticas. Aunque  parezca retrato fiel, y por si acaso, cualquier semejanza o parecido de estas divagaciones con la realidad es pura, fatal y desgraciada coincidencia.