• Caracas (Venezuela)

Alicia Freilich

Al instante

Detalles al rojo vivo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

—Yo soy decente y Ud. un criminal.

—Pos si fuera eso yo no saliera absceso.

—Absuelto quiere Ud. decir.

—Pos cada quien sale como puede.

De Ahí ésta el detalle, filme clásico de Cantinflas

 

La población fichada hace colas para todo, un gentío en la morgue nacional espera los restos de la diaria criminalidad y miles de colombianos vuelven a su lar expulsados con violencia. Mientras, el ilegítimo ungido por la castrocubanía, hace turismo VIP o baila una cumbia. ¿Tonterías de ventrílocuos con su inmaduro muñeco? Noticieros de VTV, canal del régimen las emiten. Testimonios para archivar en la venezolana Academia de la Historia.

Hora televisiva nocturna para el empleado público despierto desde la madrugada pues sobrevive un pésimo transporte colectivo. El asambleísta mayor le muestra con deleite su gigantesco mazo-insignia mientras viola leyes y dicta quién recibe el próximo garrotazo. Este capitán descabellado se graduó a fuerza de golpes y porrazos con su fortuna gigante al resguardo. ¿Bagatelas? Tradición militarista sectorial ahora casi global, explicada por La herencia de la tribu. Del mito de la Independencia a la revolución bolivariana (2009), investigación de la escritora venezolana Ana Teresa Torres.

El gabinete dirigido por un burgués licenciado en Cambridge, militante del estalinista socialismo siglo XXI, léase PSUV, dicta el precio justo de los pocos productos elaborados por la industria privada con insumos adquiridos a duras penas y a precio del dólar subastado que los bolivaristas multiplican en el narcomercio mundial para sustentar la vida chic de funcionarios y dinastías del comandante eterno y sus herederos. ¿Menudencias? Lo documenta Chavistas en el imperio (2014) del periodista venezolano Casto Ocando.

Veredictos de la Dama Ciega bicéfala, una que preside toda injusticia anticonstitucional en toga y birrete junto a la que ni con gruesos lentes nunca ve los graves delitos de sus camaradas. ¿Minucias? La red malandra entre fiscal, juez, alguacil y magistrado es La dama oscura (2015) en la novela policial de la escritora venezolana Sonia Chocrón.

Crimen, prisión, tortura, condena, espionaje ilegal de líderes, dirigencia y estudiantes demócratas. ¿Naderías? El sadismo de cúpulas pretorianas, cooperantes civiles y paramilitares robotizados en cuarteles y universidades castrochavistas tienen registro detallado en Disparen a matar (2015) estudio del comunicador venezolano Gustavo Azócar.

Un psiquiatra resentido crónico desgobierna media capital, un multimillonario rojo rojito saquea la renta petrolera, de esta élite sobran ejemplos para el tribunal popular donde usted los identificará con nombre y apellido.

¿Estos verdugos serán en verdad los reos a juzgar por la marea del chavismo crítico jurídicamente legitimado en democracia constitucional? Venezuela ya no soporta los delitos del mafioso populismo totalitario.

Los Juicios de Núremberg (1945-46) demuestran hasta hoy que reconciliación no es impunidad.