• Caracas (Venezuela)

Alicia Freilich

Al instante

Amar a los militares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El vicealmirante Wofgang Larrazábal(1911-2003) utilizó su formación  de verdadero  capitán, diestro para comandar la imprescindible colaboración castrense con  la disidencia civilista antidictatorial  que venció el 23 de Enero. Apuesto  militar, persona sencilla, modesta  y discreta, de ademanes  suaves pero carácter firme, supo aplicar sus conocimientos marineros para conducir la nave liberadora sorteando peligrosos temporales y  acompañar  después la  difícil transición  hacia la democracia representativa matizándola con sus raras apariciones de mal cantante y regular cuatrista pero aplaudidas  por el  agradecido cariño popular. Fue un limpio uniformado, romántico activo, ejemplar casi desaparecido en el  actual estamento militar venezolano.

El  general Rafael Alfonzo Ravard (1919-2006)ingeniero civil por el MIT tiene un largo ,brillante y honorable historial en la fundación y proceso de servicios públicos, Edelca, CVF, CVG, primer presidente de Pdvsa, miembro de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela y pare de contar, uno de esos  héroes cívico-militares que sin alardes, medallas soleadas y mucho menos parasitismo con riqueza malhabida desde dólares manipulados y  del narcolavado ocultos  en paraísos fiscales o desde testaferros en el odiado imperio. Benefactor permanente de Fe y Alegría,  Caritas y varias entidades  humanitarias , a su genial capacidad gerencial  y bonhomía personal  se debe entre muchos logros, el Guri,  segura energía eléctrica por cuatro décadas, hoy otra de las ruinas revolucionarias.

General(r) Raul Isaías Baduel (1955).Luego de su probada lealtad al teniente coronel paracaidista Hugo Chávez a quien restituyó en el poder luego de la intentona golpista del 2002, ejerció como Ministro de la Defensa(2006-07)y ya retirado hizo criticas antes susurradas ,luego abiertas, a la ausencia de socialismo en el “capitalismo del Estado chavista.”Al ser arrestado en plena calle- Nov del 2007- declaró a gritos “Soy un preso de Hugo Chávez”.Condenado a ocho años de prisión, desde Agosto del 15 está bajo libertad condicional. Su  joven hijo Raúl Baduel, junto a otras víctimas del criminal  régimen castromadurista, es reo en tenebrosas celdas del gorilato gestor de milicianos, colectivos  y bandas policiales que disparan contra el Revocatorio y   ejecutan a los delincuentes por ellos fabricados.

Por conocer al monstruo chavista desde su entraña misma, por no haber demostrado la Fiscalía pruebas de la corrupción que sirvió de pretexto para su encarcelamiento, por la dignidad como expresó frente al propio Chávez su negativa a continuar  jurando bajo el lema “Patria o Muerte”, gesto de valentía excepcional en la Fuerza Armada Chavista, nada que ver con ratas que buscan regresar a su  propio barco ya hundido, luce el candidato conveniente para encabezar  una limpieza moral y judicial  que pueda  rebautizar unas Fuerzas Armadas Nacionales  de nuevo regidas por ley constitucional.

El venezolano común adoraba con alegría y respeto a esos cadetes de la Escuela Militar cantados en la guaracha del maestro Billo Frómeta que luego forjaron un garante  cuerpo castrense  del  país  en democracia, el peor de los sistemas políticos ,según Churchill, hasta que  se invente uno mejor. Y  es oportuno  recordarlo que en este momento crucial.