• Caracas (Venezuela)

Alexander Cambero

Al instante

Una celda que espera…

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La celda 3034 del Correccional Federal de Miami espera por su emblemático huésped venezolano. El hombre al que vinculan con narcotráfico y lavado de dinero ya tiene su reserva en el hotel cinco rejas. Thomas Shannon regresó a Caracas con un legajo de pruebas que supuestamente relacionan a Diosdado Cabello como cabecilla de una poderosa red de negocios ilícitos. Al parecer las pruebas son tan contundentes que Nicolás Maduro podría jugársela entregándoles el mazo que reparte porquerías.

El régimen venezolano está acorralado. Sabe que para sobrevivir tiene que entenderse con Estados Unidos, pero estos solicitan que Diosdado Cabello comparezca ante instancias judiciales para aclarar lo concerniente a sus presuntas vinculaciones con el delito. El ex escolta de altos funcionarios revolucionarios capitán de corbeta Leamsy José Salazar Villafaña, en la figura de testigo protegido, ha revelado una gran cantidad de información que vincula a una serie de militares denominados el Cartel de los Soles; asegura haber oído conversaciones en las que se planeaba el traslado de toneladas de droga en viajes nocturnos de lanchas a través del Caribe, el gobierno de Cuba habría colaborado manteniendo libre de interrupciones el viaje entre Venezuela y las costas antillanas de los narcobotes cuyo destino final serían puntos de acceso clandestinos en Estados Unidos y Europa.

Salazar confirmó que Venezuela es el principal puente de transporte entre la droga producida por las FARC en Colombia y el resto del mundo. Toda una operación en donde contaminaron a sectores de nuestras fuerzas armadas, deshonrando al uniforme que heredaron de nuestros padres libertadores. Hoy la revolución bolivariana es un barril sobre un polvorín de drogas y manipulaciones podridas, sus ejecutorias desfachatadas solo son una vaga respuesta, su verdad está detrás de todo un entarimado en donde se han enriqueciendo exprimiendo a las mayorías pobres, y utilizando al narcotráfico para terminar de convertirse en heraldos del lavado de dinero sucio.

Estamos ante un delito federal de amplias repercusiones. Este es uno de los argumentos que manejó el presidente Barack Obama para promulgar su decreto. Tienen información precisa de exfuncionarios venezolanos que han entregado evidencia irrebatible, no son argumentos baladíes para colocar contra la pared a una administración incómoda para Estados Unidos. Es haber puesto al descubierto operaciones que rondan los 100.000 millones de dólares en operaciones fraudulentas. Lavado de dinero y extorsión en varios países que son paraísos para este tipo de actividades.

Mientras, todo avanza con la sagacidad federal norteamericana, es decir: una impecable argumentación que impida que los acusados puedan utilizar alguna patraña y librarse de la condena. El presidio de Miami ya tiene lista una celda con el número 3034 para ser usada en caso de ser radicado el juicio en el estado de Florida. Un espacio de cuatro por cuatro con una ventanilla que da al patio en donde pueden notarse dos gigantescos almendrones. Un modesto baño privado con lo esencial en estos casos. Un pequeño espacio para una biblioteca que seguramente se llenará de polvo. Conocida su poca afición por la lectura. Está en un área en donde cumplió pena el dictador panameño Manuel Antonio Noriega. Aquel atorrante y despreciable individuo fue condenado por sus delitos con el narcotráfico. Como podemos notar las coincidencias históricas son evidentes…

 

alexandercambero@hotmail.com

@alecambero