• Caracas (Venezuela)

Alejandro Tagliavini

Al instante

Francisco y el aborto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al cierre del Sínodo Extraordinario de la Familia, el papa afirmó: “Esta es la Iglesia que no tiene miedo de comer y beber con las prostitutas y los publicanos. No se avergüenza del hermano caído, se siente implicada y casi obligada a levantarlo y animarlo a retomar el camino (…)”. ¿Es realista o son solo frases bonitas que se esperan de un sacerdote?

Castigar a una persona es propio de la soberbia humana. ¿Quién es “juez” para decidir qué estuvo mal y por qué? De hecho, la enorme mayoría de los “delitos” son inventados por los gobiernos.

Dice santo Tomás (S. Th., I-II, q. 6, a. 5): “La violencia se opone directamente a lo voluntario como también a lo natural, (porque) lo violento emana de principio extrínseco”. Y Etienne Gilson (El tomismo, Segunda Parte, Capítulo VIII), asegura que para el Aquinate “lo natural y lo violento se excluyen recíprocamente”.

Créase o no el día en que comprendamos que la violencia solo sirve para destruir y nunca para ordenar o defender no solo desaparecerán las guerras y los conflictos violentos sino el hambre y la miseria.

Dice la teología que la omnipotencia de Dios se basa, precisamente, en su infinita misericordia: no es violento y por tanto nada destruye y arrima al culpable tan íntimamente que consigue convertirlo de inmediato, logrando así cualquier meta que se propone. Así, es lógico que Francisco haya dispuesto que, durante el Jubileo extraordinario de la Misericordia, los sacerdotes puedan absolver a quienes confiesen haber participado en un aborto.

El corolario es que héroes no son generales homicidas en nombre de guerras “santas”, “libertadoras”, etc., sino personas como Ali, de 18 años, que entrevistado por la BBC cuenta que ha empujado la silla de ruedas de su abuela desde Afganistán para conseguir un futuro mejor en Europa. Empujando contra los políticos que armaron guerras, caos y destrucción en su país y que cierran las fronteras europeas perjudicando a todos.