• Caracas (Venezuela)

Alberto Soria

Al instante

Alberto Soria

El vino en el 2015

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Crecimiento importante del vino a granel en el mundo. Estabilización del mercado chino, el mercado venezolano en el limbo, botellas peleando por ascender al sector Premium, y desaceleración en las plantaciones de viñedos. Eso es lo que seguramente pasará en 2015. Lo dice Rabobank, especializado en observación del entorno y análisis a corto plazo.

 

I

El estudio del banco especializado holandés se lee con cuidado en estos días. En el pasado, han demostrado congruencia y certezas.

China creció 128% entre 2008 y 2013. Eso no podía durar eternamente. Pero ahora la clase media quiere vino y se esfuerza por conocerlo. Allí la nueva fuerza del vino y el país convertido en potencia productora y consumidora no tienen vuelta atrás.

Es en América Latina donde están las interrogantes. Por lo que hacen sus líderes políticos, no por lo que pasa en el viñedo. Chile, con una gran vocación y esfuerzo por la exportación (el consumo interno es pequeño) buscará ahora subir peldaños. Más sofisticación, más vinos Premium, más etiquetas llamativas y promoción.

Otros latinoamericanos con potencial de producción incluso en 2014 (año malo en términos generales para Francia y Europa) se anotan a un nuevo fenómeno de consumo, que impulsó la tecnología hoy disponible: el vino para todos los días. No es embotellado sino contenido en bolsas plásticas especiales, dentro de cajas de cartón. Bag in Box se llama la tendencia. ¿Barato? Sí. ¿Malo? No, sino de consumo cotidiano, en almuerzo y cena. Las botellas se reservan para los fines de semana y ocasiones especiales.

Los mercados de decisión se han desplazado. Londres y Nueva York ya no mandan en los precios del vino. Los millonarios, los presumidos, y quienes compran para guardar están en muchas partes. Especialmente en el sudeste asiático.

 

II

El vino para guardar tiene dos limitantes. Primera, se presume mucho pero se produce poco con polifenoles capaces de vivir y hacerse grandes después de los 15 años. La segunda es que el vino se vence en la botella, y no avisa. No existe legislación alguna en el mundo que obligue a indicar fecha de caducidad o de mejor consumo.

En otros términos: si usted guarda, pierde. Pero miente descaradamente.