• Caracas (Venezuela)

Alberto Soria

Al instante

Sacudón en el desayuno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


Cuando uno se entera de que los analistas de mercado, los banqueros y los gurús de Wall Street están preocupados por el desayuno global, confirma lo que ya se sabía: los abuelos son los sabios de la primera comida del día.

Mire que lo dijeron siempre. Las personas tienen que desayunar en forma diferente a como lo hacen las mascotas. Los gatos por ejemplo: leche en cuenco, para mojar comida de caja. Eso lo sabía toda la cocina del Mediterráneo, Iberoamérica, Europa del Este, las cocinas árabes y las de Asia, los países escandinavos y hasta la cocina de Inglaterra.

Lo sabían todos. Menos la primera potencia económica y militar del siglo XX, que inventó el desayuno industrial, de caja. Y gracias al poder del dinero en publicidad y marketing, convenció a medio mundo de que lo delicioso y saludable era imitarlos.

 

I

“Se está produciendo un cambio en la percepción de lo que es saludable”, señaló la semana pasada una investigación de la famosa consultora Nielsen. “Los consumidores demandan más ingredientes sanos en sus comidas, pero también quieren alimentos con más sustancia, que les hagan sentirse saciados durante más tiempo”.

Entonces aparecen las cifras: en los desayunos crece el negocio del yogur, mucho el del huevo y cae el de los cereales de caja. Este último, en 3 años, ha bajado en más de 1.000 millones de dólares. “Nunca vi un cambio tan rápido”, comenta uno de los industriales fabricantes.

 

II

El desayuno global dirigido desde la televisión “se ha fragmentado”, dicen los analistas de la bolsa. ¿Qué importancia y consecuencia tiene eso?

Regresaremos, en algunos países más rápidos que en otros, a la cocina regional y familiar. A la diversidad. A la familia protegiendo y educando. En algunas regiones, los escolares volverán a tener mamás y papás, abuelos, preparando desayunos y llenando las loncheras, se ilusiona uno.

Hasta ahora, después de la II Guerra Mundial (1939-1945) la noción de lo propio y saludable viene perdiendo por paliza ante lo que la pantalla asegura que es “rico” y “divertido”. En las escuelas, un payaso inventado por una cadena de comida rápida tiene más presencia y autoridad que una abuela y la nutrición sobre qué comer, cómo crecer.

Los consumidores ilustrados “hoy son más suspicaces”, dicen investigadores sobre qué estilo de vida quieren. La primer comida del día marca. Ya era hora de que comenzara el sacudón en las mañanas.