• Caracas (Venezuela)

Alberto Soria

Al instante

Rinocerontes en cocina y cava

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tienen la gracia y delicadeza de paquidermos en tienda de cristales.

Que “el Poder” come muy mal se sabe y documentado (Nerón, Calígula, Napoleón). Que arruinan la mesa, se han cansado de explicar los historiadores. Ahora, desde hace dos semanas, los políticos populistas británicos causan sensación en el siglo XXI por su torpeza.

 

I

Para hacer inventario de los daños, no alcanzan los dedos de la mano.

Los populistas con su brexit (retirada del Reino Unido de Gran Bretaña de la Unión Europea que se formó en 1973) han entrado en la Cava y la están destrozando. Inglaterra (Londres y sus ciudades portuarias) fueron desde el siglo XVI el centro neurálgico del negocio mundial de vinos y destilados. Ya no lo serán.

“El polo comprador, y no como habitualmente se cree el polo productor,  es el que define el éxito, impone los estilos, define las tendencias y modas en el vino. Define quien compra, no quien produce”, enseñaba en su cátedra en la Universidad de La Rioja el maestro de enología Manuel Ruiz Hernández.

Por esa razón, desde hace siglos, Londres era el centro del Oporto, los vinos Burdeos, Champagne, Jerez, y desde el año pasado, del Prosecco. La lista es más larga. Los vinos de Chile y Argentina –por ejemplo– tienen que ser primero aplaudidos en Londres para adquirir relevancia internacional. Eso, aparentemente, ya no pasará.

Desde el XVIII, la capital británica es el centro neurálgico de las especias desde el curry, clavos de olor, canela, cardamomo, y chiles, hasta los granos de pimienta, comino, y la mostaza. Desde el chocolate hasta la leche argentina cuando se levantan, cada mañana echan un vistazo a las cotizaciones internacionales que se fijan en Londres. Sólo en Inglaterra existen 95.000 tiendas de alimentos exóticos que el Reino Unido compra en el extranjero. Hoy, gracias a los rinocerontes políticos del brexit, la moneda británica cae a su más bajo poder en más de 30 años.

El whisky escocés, fuera de la Unión Europea, se tambalea. Lo dijo la Scotch Whisky Association (SWA), que representa la industria del sector. Por eso la SWA encabezó campaña contra los rinocerontes. Ahora no lo dice, pero en Escocia confirman que necesitan independencia.

 

II

Decenas de miles de extranjeros le dan vida en el Reino Unido a los distintos negocios de la comida y restauración. Hoy no saben si podrán seguir trabajando libremente allí. Lo mismo pasa en las universidades, el turismo, la City.

Gracias a los populistas, Inglaterra ya no será lo que antes era.