• Caracas (Venezuela)

Alberto Soria

Al instante

Personajes sin silencios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si aún no le pasó, agárrese que por ahí viene. Ante cosas como la “mineralidad del vino”, uno se siente espectador desconcertado, indefenso, ante personajes que “encienden las redes”.

Muchas veces, los dedos en Twitter, vienen ganas de plagiar a Juan Villoro y decir: “Me entero que ustedes famoso. ¿Podría explicarnos a qué se dedica?”

 

I

La ambigüedad está de moda. Ama la alfombra roja, el micrófono y el fogonazo. De allí no la sacan. Pero como explica Jorge Ibargüengoitia haciendo hablar a en primera persona a José Guadalupe Arroyo, hay personajes sin silencios, que hablan mucho. “Mientras más se justifican, peor quedan”.

Convertidos en personajes, en el vino moderno nacen y se reproducen sin silencio, bajo la lluvia constante que en las redes sociales, riega las frutas y también la hierba mala. Sin que al final alguien comprenda de qué va. Cómo funciona la cosa.

En el viñedo europeo, cuando no existían satélites ni drones, los campesinos plantaban rosas. Son preciosas, fotografían muy bien. Hasta que la plaga que flota en el aire y es transportada por los vientos, ataca la uva. Para eso se plantan rosas: son detectores naturales, sensibles alertas. No se plantan rosas para transmitan su aroma a la uva. San Pedro dice que consultó con su Jefe, y éste le explicó que esa ósmosis en la naturaleza que él creó, aunque deseada, no existe.

Sin embargo no podrá usted avanzar mucho sin tropezarse con una invitación a cata, video, blog, tuit, donde lo inviten a deleitarse con la mineralidad. Que de la piedra pasó a la tierra, por la savia subió hasta los racimos, y está presente en su copa. “Si no la encuentra, vuelva a olfatear hasta que la encuentre” aconsejan en las escuelitas volantes del tinto o el blanco.

El “vino mineral” se coló entre 258.000 notas cata de la revista WineSpectator y ahora es muy mentada. No figura ni una sola vez en los libros del profesor Emile Peynaud, uno de los padres de la enología moderna. Una empresa canadiense especializada en la producción de levaduras y enzimas para bodegas, ante la demanda creada por los hombres sin silencios, las fabrica y ofrece en sobresitos. Sirven para mezclarlas en los tanques de fermentación. Así el olor deseado llegará a la copa.

 

II

La “mineralidad” es un término audaz, que llama la atención, sacude la moda, aseguran en la cátedra que fue del viejo profesor, en Burdeos. Pero es falsa, de una engañosa sencillez.

De cosas así se nutren los discursos de quienes sin fundamento no cultivan el silencio.