• Caracas (Venezuela)

Alberto Soria

Al instante

La Paja tirotea al Trigo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la búsqueda cotidiana de placer en un mordisco o en un sorbo, rodeado por fotos con promesas fantásticas, la verdad pasa trabajo.

Casi han convencido al portador – el ciudadano urbano– de que lo bueno hoy, tiene que ser novedoso, moderno, caro. Que lo suyo, si viene de atrás, es viejo. Y por serlo, ha perdido valor y deseo en una sociedad súper informada sobre aquello qué pasa ahora, no ayer.

Quien busca respiro y reposo para disfrutar la cocina o la copa, si no se cubre con una capa de escepticismo antes de incursionar en las redes sociales, sucumbirá al nuevo fenómeno. Hay tanta información y ofertas que difícil le resulta separar la paja, del trigo.

Leyendo a pensadores y escritores como Juan Goytisolo, uno puede ir más allá y concluir que hoy, la Paja tirotea al Trigo.

I

La actual sobreinformación mediática encubre y desclasifica la escala de valores sostiene Goytisolo. “Mala suerte para aquello que no es noticia”.

Günter Grass, ya lo había advertido hace años. “El exceso de información se traduce en una desinformación de todo lo que no es esa noticia efímera…que acapara los titulares de la prensa y origina una avalancha de comentarios en las redes sociales”.

Por ejemplo, desde hace 10 años, el vino de consumo cotidiano, el de todos los días, se mueve para abandonar la botella. No sólo es un problema de militancia ecológica contra el vidrio, sino de costo, de oportunidades de consumo. Ése es el momento en que el negocio de la botella tirotea todo aquello que no sea vidrio.

El vino a granel (21 grandes productores mundiales, los mismos que están a la cabeza de los vinos de fama, los de Denominación de Indicación Geográfica protegida IGP, varietales, Bag-in-Box, etc) no tiene glamour. Según WBWE movió el año pasado 37.83 millones de hectolitros, por valor de 2.715 millones de euros en exportaciones. Es un montón de consumidores y de transacciones. Pero como es “para todos los días”, no tiene glamour. No existe. No merece un tweet, menos aún cien “me gusta” en Instagram.

II

Reflexiona Goystisolo que “hasta bien entrado el siglo que dejamos atrás los Estados autocráticos podían ocultar toda información contraria a sus intereses por atroz e importante que fuese”. Hoy, en información política como en comida, tendencias y deseos, la práctica no es ocultar sino sepultar bajo un alud de información favorable al interés que se defiende. Por eso el título.