• Caracas (Venezuela)

Adriana Villanueva

Al instante

Por qué no hay “Teresa" para Yordano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

“Estoy agradecido de estar aquí, eso significa que estoy vivo”, arrancó Yordano la rueda de prensa para hablar de su lucha contra el cáncer, “o por la vida”, como él prefiere decir, pero sobre todo para hablar de sus nuevos proyectos. 

Tras este breve saludo a los periodistas que acudieron a la cita el pasado miércoles a la Sala de Conciertos en el BOD, Yordano pasó a la ronda de preguntas y así poner en orden tantos temas: el más de un año que vivió en Nueva York para someterse a un transplante de médula con el doctor Sergio Giralt; un pronóstico inicial que llegó a ser tan oscuro como el destino de Jon Snow en el capítulo final de la última temporada de Game of Thrones; su actual estado de salud (100% recuperado); infinito agradecimiento ante tantas muestras de solidaridad que lo tienen abrumado de cariño; un llamado de alerta frente a la emergencia nacional ante la escasez de medicamentos en Venezuela; pero sobre todo, para anunciar que hay Yordano para rato, que vienen dos discos en camino: uno con nuevos temas y otro de artistas latinoamericanos versionando sus grandes éxitos. 

Para celebrar qué mejor que cantar en el Aula Magna, su Alma Máter, ya que: “Parece que no soy apto para el Teresa Carreño".  

Cuando hace unos días alguien comentó en las redes sociales que no le habían dado fecha en el Teatro Teresa Carreño a Yordano, corregí de lo más sabionda que me constaba que estaban en conversaciones. ¡Hay que ver la paranoia política hasta dónde llega! Cómo no le iban a dar el Teresa Carreño a un músico tan querido, qué venezolano no es capaz de tararear algún tema de Yordano; no hay día que no prenda la radio y no oiga una de sus canciones; un artista que trasciende clases sociales, que se oye en barrio y urbanización por igual porque amalgama ritmos latinos con pop y rocanrol. Y si bien es cierto que ha sido de los músicos venezolanos más críticos a estos tiempos revolucionarios, qué tipo de fanatismo político podía ser tan torpe y tan bajo para negarle sala a tan admirado artista nacional para que diera un concierto para agradecer estar vivo, de regreso en escena, y en el teatro que lo consagró.

La semana pasada conversando con Yordano y Yuri –su esposa/manager– les comentaba el chisme que corría por las redes, que le habían negado el Teresa Carreño: “La gente si habla pistoladas”. 

Me confirmaron la noticia, nada de pistoladas, hasta el mismo Yordano lo había publicado en Twitter: no hay disponibilidad de sala en el Teatro Teresa Carreño para él a pesar de tras serle negada la fecha pedida en mayo porque se presentaba Vasallos de Venezuela (agrupación por la cual Yordano siente respeto y admiración), el artista y su equipo buscaron ser flexibles con las fechas: “Comprendemos que no hay cupo en mayo, pero por favor dígannos ¿cuándo habrá sala para Yordano en el año 2016?”, preguntaron vía correo electrónico Yuri y José Luis Ventura, productor de la gira que Yordano está por emprender que comenzará en Panamá y Costa Rica el mes entrante. 

La respuesta de la directiva del Teresa fue silencio, es decir, no se molestaron en contestar proponiendo fechas. Extraoficialmente, un funcionario de la actual burocracia del complejo cultural le dijo a Yuri: “Es hora de que comprendan que ya el Teresa Carreño no es para las élites, y Yordano es élite”. 

Ilusa yo, todavía hasta que escribo esta crónica guardaba la esperanza de estar en lo cierto, que la directiva del Teresa Carreño entraría en razón, que solo lo estaban haciendo sufrir con un poco de desdén para que Yordano pagara el no ser complaciente con el régimen, que más daño que bien políticamente podía significar para los actuales cabezas del Teatro Teresa Carreño negarle sala a un artista nacional de semejante trayectoria que además acababa de superar una enfermedad con la cual tantos venezolanos, incluidos muchos oficialistas, fueron humanos y solidarios.

Pero por lo pronto Yuri y Yordano perdieron las esperanzas de que, con la actual directiva, haya sala Ríos Reyna para Yordano, mientras tanto el complejo cultural, antigua referencia en Latinoamérica de excelencia artística, hoy sin ninguna vergüenza presta sus espacios como mercado municipal para la venta de huevos y hortalizas.