• Caracas (Venezuela)

Adolfo Taylhardat

Al instante

¿Qué va a hacer el ilegítimo en Ginebra?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La oficina de información de las Naciones Unidas anunció que recibió una carta mediante la cual Venezuela solicita al Consejo de Derechos humanos (CNUDH) que organice una sesión especial para que el ilegítimo pueda hacer una intervención en ese órgano. La información de las Naciones Unidas no indica el objeto de esa comparecencia pero la solicitud exige que se programe para mañana, jueves 12 de noviembre a las 3 de la tarde. Para cuando se publique este artículo ya el Presidente del Consejo habrá dado respuesta a esa solicitud.

El pasado jueves 6 el CNUDH celebró una sesión especial para escuchar al Presidente del Estado Palestino Mahuad Abbas. Según reveló el ofensor del pueblo durante su aparición 6 en el programa Conclusiones de CNN la semana pasada, ese precedente ha sido invocado para justificar la solicitud del ilegítimo. El régimen, carente de originalidad se limita a imitar, a copiar, al Presidente Palestino. En todo caso la decisión está en manos del Presidente del Consejo el alemán Joachim Rücker.

Antes de seguir adelante, creo oportunas algunas precisiones de las cuales depende la respuesta a la solicitud del ilegítimo: 1) El CNUDH celebra tres sesiones ordinarias al año: marzo, junio y septiembre. Una sesión extraordinaria solo se convoca para abordar violaciones graves de los derechos humanos y situaciones de emergencia en un país, pero se requiere la aprobación por 1/3 de los miembros. 2) Actualmente se encuentra en sesiones, desde el 2 hasta el 13 de noviembre, el Comité de Revisión Periódica Universal del Consejo de Derechos Humanos y parece difícil que ese órgano haga un alto en sus trabajos para que el CNUDH realice la sesión especial que solicita Venezuela.

Resulta interesante destacar que en su intervención en el CNUDH Abbas informó que solicitó al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que establezca un régimen especial de protección para la protección del pueblo palestino. Si en su comparecencia el ilegítimo, imitando de nuevo a ABBAS, anuncia que va a pedir la creación de un régimen especial para proteger al pueblo venezolano, ¡Alabado sea Dios!

Pero ya sabemos que eso no va a ocurrir. Lo que sucederá es que el ilegítimo se presentará cubierto con una piel de manso corderito e intentará utilizar esa tribuna para presentar a Venezuela como el paraíso del respeto de los derechos humanos. Haciendo uso de su descomunal cinismo y de su monstruosa hipocresía tratará de convencer a los miembros del Consejo de que en Venezuela no hay presos políticos sino políticos presos y que estos se encuentran recluidos en cómodas y espaciosas celdas. Bien conocidas son las condiciones, crueles, denigrantes e infrahumanas en que mantienen a Leopoldo López y las continuas agresiones y maltratos de que es víctima por parte de sus carceleros. También pretenderá negar que en nuestro país se acose, se censure, se amenace, se asfixie a los pocos medios de comunicación independientes que todavía sobreviven a las presiones del régimen. Dirá que es mentira que el régimen ha expropiado, incautado y/o descaradamente robado fundos y propiedades privadas para luego abandonarlas y dejarlas en la ruina total. Negará que la política económica de su régimen haya llevado a la industria y al empresariado privado a una situación de total devastación. Negará que justo cuando escribo este artículo, por orden suya altos personeros del gobiernos respaldados con destacamentos de la Guardia Nacional se han presentado en los mercados públicos y abastos privados de Caracas y otras ciudades del país para apoderarse, sin pagar, de los inventarios y hasta despojar a humildes propietarios de sus existencias de mercancías con el propósito de surtir  los establecimientos del gobierno y así ofrecer, en la víspera de las elecciones parlamentarias, una falsa imagen de abundancia de bienes de consumo. Negará que ha amenazado con desatar una masacre y una mortandad si llega a fracasar la “revolución” y que anunció que “será el primero en lanzarse a la calle junto al pueblo para defender la revolución” en caso de una victoria de la oposición en las elecciones parlamentarias. Dirá que es mentira que su régimen aplica represalias contra el disenso, que estigmatiza e intimida a personas y grupos de la oposición. Negará que su gobierno organiza grupos de choque, “colectivos” compuestos en su mayoría de marginales dotados de armas sofisticadas y pagados en dólares para atacar, amedrentar a los opositores, cometer crímenes horribles y para eliminar o desaparecer impunemente personas que se han vuelto incómodas para el régimen. Dirá que son calumnias de la oposición cuando denuncia violaciones contra el derecho a la vida, la integridad personal, los derechos políticos, el derecho de reunión, el derecho a la libertad de conciencia y la libertad de expresión. Dirá que es embuste lo que denunció Lilian Tintori de que cuando visita a Leopoldo López la someten a una requisa y a una revisión física humillante, infamante, deshonrosa, indecorosa, denigrante y le exigen desnudarse mientras es observada por los guardias carceleros mediante un circuito cerrado de televisión. Negará que haya rehusado cumplir los mandatos emitidos por diferentes órganos del propio CNUDH que han evaluado y examinado la situación de diferentes aspectos contemplados en los Tratados y Convenciones sobre Derechos Humanos. Dirá que es mentira que ha acusado a la oposición Venezolana, a los Estados Unidos y al Ex – Presidente Álvaro Uribe de estar organizando una “guerra económica” para derrocarlo y de haber urdido varios planes de magnicidio contra su persona. Negará que su régimen es una corruptocracia totalitaria donde además de tener acaparados todos los poderes públicos, se apadrina, tolera e incentiva la corrupción y el tráfico de drogas para conservar la lealtad incondicional de altos jefes militares. Negará que su actuación como gobernante haya llevado a Venezuela a la ruina económica, al hundimiento social y a la quiebra moral.

En fin, son tantas las mentiras y falsedades que presentará el ilegítimo durante su comparecencia en el CNUDH que se requerirían volúmenes para recopilarlos. Afortunadamente los miembros del Consejo están bien enterados de lo que ocurre en nuestro país y no se dejarán engañar con cantos de sirena entonados por el personaje. Habrá seguramente algunos lacayos que apoyarán lo que diga el ilegítimo, pero esos están bien identificados. Algunos provienen de países donde predominan regímenes similares al que rige en Venezuela. Otros vienen de países donde el bozal de petrodólares ha comprado su complicidad. Pero la mayoría no se impresionará con la flauta de un encantador de serpientes.

Finalmente, confío en que la oposición esté presente en ese sainete y haya obtenido del Presidente del Consejo autorización para intervenir a fin de rebatir las mendacidades del ilegitimo y restablecer la verdad acerca de la realidad de los derechos humanos en Venezuela.