• Caracas (Venezuela)

Adolfo Taylhardat

Al instante

Gracias, señores ex presidentes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un artículo titulado “Pica y se extiende” me referí al hecho de que la indiferencia de las comunidad internacional ante la situación que vive Venezuela estaba cediendo y que progresivamente, pero de manera sostenida y persistente, estaban emergiendo importantes pronunciamientos de personalidades prestigiosas y honorables, denunciando los atropellos a los derechos humanos y los encarcelamientos arbitrarios e ilegales y exigiendo comicios libres de toda clase de interferencia y manipulación.

Acaba de producirse un pronunciamiento que merece ser destacado de manera especial por el número y la calidad de sus autores y sobre todo por su contenido y alcances.

La semana pasada 27 ex presidentes latinoamericanos y el ex presidente del gobierno español José María Aznar, dirigieron al ilegítimo una contundente carta en la cual sentencian que la vía electoral “es el único camino para resolver los graves desencuentros políticos y sociales que dividen el país y fomentan la violencia”, declaran estar dispuesto a colaborar como observadores para contribuir a  que las elecciones legislativas se desarrollen dentro de un clima de confianza y prevalezca total transparencia y piden garantías para que los comicios sean justos, libres y competitivos.

En su carta los ex presidentes exigen, de manera concreta al ilegítimo:

Imparcialidad absoluta del Poder Electoral.

Verificación por observadores independientes de que la tecnología electrónica usada en el proceso electoral es inviolable.

Libertad para los venezolanos actualmente privados de libertad para que puedan participar en los comicios de diciembre.

Respeto a la integridad física y levantamiento de la inhabilitación a los actores políticos que se encuentran acosados por el régimen

Respeto a la libertad de expresión, suspensión del acoso a la prensa que se encuentra mediatizada por la permanente amenaza de medidas judiciales,  levantamiento de las medidas judiciales dictadas contra directivos El Nacional, Tal Cual y La Patilla, y fin a las restricciones de todo tipo impuestas desde el poder político, que impiden el pleno funcionamiento de la prensa libre.

Permitir que las misiones electorales de la Unión Europea y la OEA puedan incorporarse al proceso de observación electoral.

En la carta los ex presidentes increpan directamente al ilegítimo: “Usted tiene la responsabilidad y la capacidad para corregir esas graves carencias, lo que derivaría en el reconocimiento generalizado de que las elecciones se han celebrado en un clima verdaderamente democrático”.

Para asegurarse de que la carta no se estrelle contra la apatía y la  indolencia de su principal destinatario, como muy probablemente ocurrirá, los ex presidentes enviaron también la carta a los Secretarios Generales del OEA y de las Naciones Unidas, a los presidentes Juan Manuel Santos y Barak Obama y a Raúl Castro. También la enviaron al papa Francisco quien, como latinoamericano, conoce profundamente la realidad venezolana y ha evidenciado particular sensibilidad ante los sufrimientos que soportamos los venezolanos como consecuencia de la crueldad y la incuria del régimen.

Los firmantes de la carta son: Nicolás Ardito-Barletta, Mireya Moscoso y Ricardo Martinelli (Panamá); Oscar Arias, Luis Alberto Monge, Rafael Ángel Calderón y Laura Chinchilla Miranda (Costa Rica); José María Aznar (España); Belisario Betancur, Andrés Pastrana y Álvaro Uribe (Colombia); Armando Calderón Sol y Alfredo Cristiani (El Salvador); Felipe Calderón y Vicente Fox (México); Sixto Durán Ballén, Osvaldo Hurtado, Lucio Gutiérrez, Osvaldo Hurtado y Gustavo Noboa (Ecuador); Eduardo Frei Ruiz-Tagle, Ricardo Lagos y Sebastián Piñera (Chile); Jorge Quiroga (Bolivia), Alejandro Toledo (Perú); Juan Carlos Wasmosy (Paraguay); y Luis Alberto Lacalle y Julio María Sanguinetti (Uruguay)..

A todos ellos va nuestro agradecimiento por esa importante iniciativa.

Para el momento en que escribo este artículo el ilegítimo no ha dado todavía rienda suelta a su soberbia y no ha reaccionado como acostumbra a hacerlo contra quien manifiesta solidaridad y exige respeto por los derechos humanos en Venezuela. En cualquier momento comenzará  escupir veneno, a desacreditar, injuriar ofender y vilipendiar a los ex presidentes autores de la carta, como acaba de hacerlo contra los senadores españoles que vinieron al país para  visitar  y constatar las condiciones miserables en que encuentran recluidos quienes osaron alzar su voz contra la cúpula corrupta que maneja y arruina el país.

También mientras escribo, los senadores participantes en la frustrada visita que hicieron a nuestro país la semana pasadas emitieron la “Declaración de Caracas” en la cual anuncian la conformación del “Grupo de Parlamentarios del mundo por la democracia en Venezuela” que persigue promover a nivel mundial un movimiento de solidaridad con nuestro país. “Es nuestro deber como representantes populares”, reza la Declaración, “ejercer acciones en defensa de la democracia donde esta se encuentre amenazada”

Próximamente tendrá lugar en Washington una reunión plenaria del Club de Madrid, el cual con toda seguridad emitirá también un firme pronunciamiento de solidaridad con la democracia venezolana. 

Mientras tanto, salvo contadas honrosas, pero tímidas,  excepciones, sigue prevaleciendo la indiferencia y la apatía de los gobiernos “hermanos de la región”. “El que calla otorga” y ese silencio se vuelve complicidad con un régimen brutal que merece ser execrado y repelido. Vergüenza deberían sentir los gobernantes que se autocalifican de demócratas pero prefieren callar para seguir beneficiándose de los negocios con un país exhausto y empobrecido por obra de la ineptitud y la soberbia de un megalómano.

www.adolfotaylhardat.net/indexbis