• Caracas (Venezuela)

Adolfo Taylhardat

Al instante

Adolfo Taylhardat

¡Bienvenidos señores expresidentes!

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El expresidente del gobierno español, Felipe González ha anunciado que intercederá a favor de los presos políticos venezolanos, particularmente Leopoldo López y Antonio Ledezma, a quienes se les impide ejercer las garantías jurídicas más elementales consagradas en la Constitución Nacional. Felipe González ha decidido poner todo su prestigio de estadista y su propia experiencia política al servicio de esa causa a la vez humanitaria y legal pero que también constituye un reto a la impía dictadura del ilegítimo.

En noviembre del año pasado una treintena de miembros del Club de Madrid, organización que aglutina a 102 expresidentes democráticos de todo el mundo, emitieron una declaración en la cual expresaron su preocupación por la situación de la democracia y los derechos humanos en Venezuela y exigieron la libertad de Leopoldo López y Antonio Ledezma. Esa declaración contó con las firma, entre otros, de Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Ricardo Lagos (Chile), Alejandro Toledo (Perú), Luis Alberto Lacalle (Uruguay), Óscar Arias (Costa Rica), Andrés Pastrana (Colombia), Jorge Quiroga (Bolivia) y Osvaldo Hurtado (Ecuador). Ante el agravamiento de la situación venezolana, el 26 de febrero pasado, emitieron una nueva declaración reiterando su petición y pidiendo que se tomen las medidas necesarias para garantizar a los venezolanos el disfrute de sus derechos civiles sin temor a represalias. “No nos mueve a ello más que el respeto por los valores democráticos, nuestro profundo afecto por el pueblo venezolano y el firme convencimiento de que el regreso al pleno disfrute de sus libertades es el mejor servicio que podemos hacerle a la paz y a la democracia en la región”, dice la declaración.

Esta motivación y su propósito es sin lugar a dudas lo que ha movido a Felipe González a tomar la iniciativa de abogar por los derechos de Leopoldo López, Antonio Ledezma y todos los venezolanos que hoy día se encuentran privados de su libertad en condiciones miserables, humillantes y degradantes . 

El anuncio del expresidente del gobierno español de que se sumará a la defensa de los presos políticos venezolanos y de manera particular de los casos de Leopoldo López y Antonio Ledezma, ha generado un movimiento de expresidentes que espontáneamente se han sumado a la iniciativa de Felipe González. Esa iniciativa ha estimulado a varios exgobernantes de nuestra región, todos miembros del Club de Madrid a honrar la declaración que emitieron como miembros de esa organización y a dar un paso adelante para romper el silencio y la inacción de los gobierno de la región frente a los desmanes de la dictadura. Hasta ahora han adherido a la iniciativa de Felipe González los expresidentes Cardoso, Lacalle, Lagos y Fox y seguramente se agregarán otros, entre ellos no deberían faltar los expresidentes Andrés Pastrana, Sebastián Piñeira y Felipe Calderón porque esto les brinda una oportunidad valiosa para lograr lo que el régimen les impidió durante su reciente visita a nuestro país. Otros expresidentes firmantes de la declaración emitida dentro del marco del Club de Madrid deberían sumarse a esta iniciativa.

Como era de esperar, ya el ilegítimo descargó su batería de improperios contra Felipe González:

“La oligarquía que domina el poder en España le tiene terror a la idea de una democracia bolivariana, de una democracia de verdad, directa, de los ciudadanos, una democracia popular, y por eso sale este bandidillo que vive de los lobby internacionales y es coordinador del eje Bogotá-Madrid, ciudadano colombiano, el expresidente Felipe González, articulado a lo peor de la oligarquía colombiana, para atacar a Venezuela”.

“Ahí tienen a Felipe González lobbista que se ha incorporado abiertamente, ganando un sueldo muy grande en euros, a la campaña contra Venezuela, para apoyar el golpe contra Venezuela, el golpe contra mí”… “Desde el eje Bogotá-Madrid-Miami se activó una campaña de guerra psicológica”.

No puede descartarse que el ilegítimo cometa el desafuero de impedirle a Felipe González entrar en Venezuela. Ya hubo un primer asomo en esa dirección cuando el defensor del puesto señaló que para ingresar en el país se requiere obtener una visa. Habrá que esperar a ver si el régimen es capaz de negarle la visa a una personalidad como Felipe González o a los expresidentes que se han sumado a su iniciativa y estar pendientes de cuál sería la reacción de los respectivos gobiernos si ello ocurriera. Todavía está fresca la reacción nacional e internacional que generó el comportamiento del régimen frente a la visita de los expresidentes Pastrana, Calderón y Piñeira.