• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Una web ayuda a elegir la playa según el clima

Meteo.uy es un sitio web pensado para conectarse tanto del celular como de la laptop / Foto captura pantalla

Meteo.uy es un sitio web pensado para conectarse tanto del celular como de la laptop / Foto captura pantalla

Emprendedores uruguayos crearon una página que da acceso a las condiciones de las distintas playas de Punta del Este, algo que podría interesar a más de un turista, no solo a los amantes de los deportes náuticos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Manuel Eguren y Pedro Gordon estaban sentados adelante de una estufa a leña en Punta del Este y se les ocurrió que sería útil tener una estación meteorológica que les informara cómo estaba la playa y qué características tenía el viento a la hora de decidir si ir o no a practicar kitesurf, deporte de deslizamiento en el que una suerte de cometa de color tira del deportista por un arnés.

El deseo de poseer esa información los llevó a pensar en que tener acceso a las condiciones de las distintas playas de Punta del Este antes de bajar podría interesar a más de un turista, no solo a los amantes de los deportes náuticos.

Se motivaron. Compraron una estación meteorológica en Estados Unidos, la montaron en la parada 12 de la Brava y poco después redoblaron la apuesta para ofrecer un servicio más amplio. Cuando llegó enero tenían 11 estaciones instaladas entre la parada 31 de la Mansa y Manantiales.

Era el nacimiento de Meteo.uy, un sitio web pensado para conectarse tanto del celular como de la laptop para ver cómo está cada playa antes de elegir a cuál ir. Si tiene o no mucho viento, si está frío, si hay muchas olas como para los niños, si existe espacio suficiente o poca arena, o qué bandera tiene la casilla del guardavidas.

En poco menos de 50 días la página recibió visitas desde 24.000 dispositivos, contó a El País Manuel Eguren, empresario uruguayo de 28 años, radicado en Punta del Este. Pedro Gordon, de 32, es ingeniero en mecánica industrial y también se fue a vivir a la península años atrás.

Una estación meteorológica, explicó Eguren, consiste básicamente en una estructura con cinco equipos: una veleta, para saber de dónde viene el viento; un anemómetro, que mide la velocidad; un termómetro; un barómetro, para registrar la presión atmosférica y un pluviómetro que capta si llueve y cuánto.

"Nos acordábamos de usarlos en la escuela para hacer prácticas; no son instrumentos difíciles", señaló Eguren y admitió que el interés por la costa como aficionados al kitesurf ha hecho que conozcan detalles de cómo medir e interpretar las condiciones meteorológicas.

La idea de Meteo.uy se basa en unir la información técnica que registran sus 11 estaciones (ubicadas junto a paradores) con fotos tomadas de cada playa hora tras hora (cada estación cuenta con una cámara programada para esta tarea). Todo es almacenado en un servidor y procesado por un software.

"Lo que hicimos fue crear una curva de confort según la dirección y la intensidad del viento", indicó Eguren y explicó que verde representa un día ideal para ir a la playa y los colores van hacia el amarillo o el rojo según disminuya el confort y empeoren las condiciones.

El objetivo, indicó el emprendedor, fue traducir datos técnicos en los que se leen términos como "nudos" y "rachas" a un estado de situación. Una combinación entre la dirección del viento y la velocidad puede hacer que una persona se sienta cómoda y protegida en la playa aunque circule el aire o que el ambiente esté tan frío que haga imposible quedarse allí, ilustró Eguren.

El software con el que trabajan permite que el usuario no tenga que leer los datos fríos sino recibir la información digerida de cómo está la playa a la que desea ir y sepa qué otras opciones tiene. También ofrecen detalles de la temperatura del agua en distintos sitios.

Actualmente trabajan en una aplicación para Android y equipos Apple. En estas semanas los emprendedores decidirán qué será de Meteo.uy durante el año; planean dejar activas algunas estaciones y montar otras en Montevideo. Para el verano de 2017 esperan poder ampliar su servicio a la mayoría de los balnearios.