• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

La fama se volvió una herencia compartida entre padres e hijos

Lily Rose junto con su padre, Jhonny Deep

Lily Rose junto con su padre, Jhonny Deep

Los descendientes de actores como Johnny Depp, Bono y Sean Penn aprovecharon 2015 para hacer despegar sus carreras artísticas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De la hija de Johnny Depp a la hija de Bono muchos herederos salieron a buscar su camino. Este año parece haber sido generoso para una buena cantidad de artistas de segunda generación (y hasta tercera), que obligan a pensar si el talento se hereda o si el ambiente define aptitudes y vocaciones.

El apellido despista pero, aunque se dedique a otra cosa que su papá, el carisma de Eve Hewson traspasa la pantalla.

La actriz de The Knick y de Puente de espías es hija de Paul Hewson, o Bono de U2. A los 18 años de edad, la chica que ahora tiene 24 años se fue de Irlanda a Nueva York para estudiar actuación, y encontró su lugar en la industria.

Gracias a que vivió toda la vida entre Francia y Estados Unidos, hasta que no decidió lo contrario poco se había visto y se sabía de Lily-Rose Depp. Ahora, la hija de Johnny y Vanesa Paradis empezó a trabajar como musa de Karl Lagerfeld al igual que su mamá a su misma edad y a actuar en cine.

Para Dylan Penn la aversión de su papá Sean por el mundillo de Hollywood derivó en un escudo protector que le permitió crecer en paz. Pero como es la hija de Penn y Robin Wright, tarde o temprano, como su hermano menor Hopper, estaba destinada a actuar.

Otro que pasó inadvertido durante muchos años fue John David Washington, hijo de Denzel Washington y protagonista de la serie Ballers, de HBO.