• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

¿Ha sido víctima de ghosting?

Asegura que las tarjetas inutilizables para celular son vendidas principalmente por buhoneros / Foto Archivo

Cobarde, suele ser el calificativo que se ganan los practicantes del ghosting / Foto Archivo

Del viejo “se fue a comprar cigarros y nunca más volvió”, hoy el dicho parece haber derivado en “me borró de su perfil y nunca más me respondió un Whastapp”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Lento desvanecimiento” o “ghosting”, algo que podría ser “fantasmear”, así se le conoce en Estados Unidos la forma de romper relaciones –largas e incipientes- y que según algunos medios, se ha transformado en el gran problema de las relaciones del siglo XXI, y que nadie sabe cómo enfrentar.

Según su definición, “gohsting”, que viene de “ghost” (fantasma), se le conoce también como el acto de suspender todo tipo de comunicación con alguien con quien se está saliendo, con la intención de que el o la cita, novio/a o pololo/a entienda de esa forma que ya no lo/la quieres ver más. En resumidas cuentas, es desaparecer, ahorrándose la conversación pertinente.

Se trata de una forma de terminar que tiene siglos de existencia, y cuyos defensores alegan hacerlo para evitar una conversación que pueda herir sentimientos, pero que sus víctimas critican haber quedado con muchas interrogantes y, por qué no decirlo, con una sensación de desasosiego y frustración. Literalmente, en el limbo.

Ya en antaño, se dejaron de responder cartas y llamadas telefónicas. No por nada es conocida la historia de alguien que dijo que iba a comprar cigarros a la esquina y nunca más volvió. Pero según varios expertos, esta manera de dar fin a un enlace amoroso se ha potenciado en los últimos años, gracias a la existencia de las redes sociales y apps como Tinder y Whatsapp.

Según The Huffington Post, en su artículo titulado “Ghosting: El problema de las relaciones del siglo XXI del que todo el mundo habla, pero nadie sabe cómo enfrentarlo”, la facilidad que da la tecnología para bloquear, borrar o ignorar a una persona/perfil, ha transformado en irrelevante la vieja conversación de “no eres tú, soy yo”.

“La cantidad (de personas que experimentan un ‘ghosting’) es mayor, porque es muy fácil de hacer y requiere muy poco compromiso humano”, explicó la sexóloga Logan Levkoff.

Cobarde, suele ser el calificativo que se ganan los practicantes del ghosting. De hecho, Levkoff refuerza esta idea, explicando que darle a alguien una explicación, por corta que sea, de por qué se quiere terminar una relación o un ciclo de citas, es propio de un hombre o una mujer con todas sus letras. “Es bueno ser capaz de decirle a alguien: ‘Oye, me encantó conocerte, pero no creo que esto vaya a crecer más románticamente’”, señaló la sexóloga.

Y si bien, lo normal es que nadie se sienta muy bien cuando termina una relación, y pueda quedar con el ego algo dañado después de escuchar algo así, una explicación demuestra “que te respetan y que le importas lo suficiente como para enfrentar lo que está sucediendo”, agregó.

Un “ghost” decente y cómo lidiar con la desaparición de un enamorado“Los ‘ghost’ deben ser claros desde un principio”, aseguró Alexander Abad-Santos al medio The Wire.  “Esto significa no responder mensajes de ‘cómo estás’. Cuando eres un ‘ghost’, lo eres durante todo el tiempo (con esa persona)”.

¿Qué se puede sacar en limpio de una experiencia así? ¿Cómo reaccionar ante la desaparición de un pretendiente? Ya que el problema del “ghosting” parece afectar a las personas desde el inicio de su vida amorosa, Caitlin Corsetti recomendó en el sitio para adolescentes Gurl.com, que, apenas se note un dejo de distancia por parte de la persona con la que se sale, ser valiente y preguntar de frente si está todo bien, como una manera de comenzar una conversación que le ayude a abrir sus sentimientos.

“Bajo ninguna circunstancia bombardees a un ‘ghost’. Si no está respondiendo los mensajes ni las llamadas, no sigas escribiendo ni llamando, porque eso lo empujará más lejos todavía. En cambio, toma distancia por tu cuenta. Si aparecen de nuevo, podrás preguntarle directamente qué pasa y por qué parecía estar tan distante”, aconsejó.

Si la persona en cuestión no regresa, mejor que siga así, escribió Corsetti. “Por difícil que sea el no saber qué pasó, ‘ghost’ se traduce a idiota. Estás tratando con alguien que no te respeta lo suficiente como para darte una razón de por qué quiere terminar (…) No vale tu tiempo ni tus emociones seguir pidiéndole respuestas a alguien que no te las va a dar”, señaló.