• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Un viaje cafetero en el suroeste de Antioquia

Los visitantes siembran y recolectan café, al mejor estilo de los campesinos / Foto Javier Agudelo/El Tiempo/Colombia/GDA

Los visitantes siembran y recolectan café, al mejor estilo de los campesinos / Foto Javier Agudelo/El Tiempo/Colombia/GDA

En Titiribí y Fredonia, en Colombia, los turistas aprenden cómo se cultiva y se procesa el grano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Se dice que un buen café no necesita azúcar y uno malo no se la merece. Y es que, culturalmente, para los colombianos entre más dulce esté el café mejor sabe. Sin embargo, los expertos opinan que este ingrediente opaca los sabores naturales de la bebida.

En Titiribí y Fredonia, en el suroeste antioqueño, armaron un programa para vivir una experiencia alrededor del café y sus costumbres culturales. Turismo Experiencial Cafetero es el tour de la gobernación de Antioquia, el programa Cafés Especiales y la agencia de turismo Golden Travel.

La visita inicia en el parque educativo de Titiribí, degustando un capuchino preparado por baristas, expertos que explican las diferentes elaboraciones de la bebida. En este parque educativo está la primera tienda de Café Antioquia, sello cafetero antioqueño, que además de apoyar a los caficultores busca ampliar el arraigo a este cultivo en las nuevas generaciones. Más allá de cultivarlo, algo que aprenden de sus padres, les enseñan como comercializarlo, prepararlo y catarlo.

Alejandro Cano pertenece a la primera generación cafetera. Él aprendió sobre el café luego de asistir a unos campamentos que organiza el programa. Como Alejandro son 2.000 jóvenes los que pertenecen a la nueva generación cafetera.

A partir de ese primer acercamiento al café y los proyectos que se realizan para su fortalecimiento, en el visitante afloran deseos por conocer el proceso por el que pasa la semilla del cafeto antes de llegar a la taza. El viaje continúa por Fredonia, municipio donde, cuenta la historia, fue sembrada la primera planta de café en Antioquia.

Allí ofrecen la posibilidad de aprender desde el cultivo de la semilla, con la plantación de un árbol, y la recolección de los granos.

“Se debe hacer el hoyo con una profundidad de 30 centímetros, luego se mide el árbol y se saca de la bolsa para introducirlo, se echa tierra por los lados y finalmente se hace presión para que el árbol quede firme”, explica con orgullo el caficultor Fabio Suaza.

A medida que explican los procesos de cultivo, los visitantes siembran y recolectan café, al mejor estilo de los campesinos.

Adriana Lucía Vinasco, directora del departamento de Exportación de Oro Molido, explica que sembrar una planta tarda alrededor de 10 minutos. Pero son necesarios dos años de espera para recoger el fruto. Las chapoleras, mujeres que lo recolectan, reúnen entre 120 y 130 kilos en un día. Después, una máquina despulpadora se encarga de clasificar y lavar el grano, para pasar al horno secador.

La ruta conduce a la finca El Amparo, lugar que conserva la arquitectura tradicional y donde se sembraron los primeros cultivos de café. La visita finaliza con el paisaje de la finca cafetera Santa Isabel, desde donde se observan seis municipios cafeteros del suroeste y los ríos Poblanco y Cauca al atardecer.

Información sobre este recorrido en: http://antioquia.gov.co/turismo/index.php/turismo-experiencial-cafetero