• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Las últimas palabras de Brittany Maynard antes de morir

Esta foto de Brittany acompañó la necrológica de la joven / AP

Esta foto de Brittany acompañó la necrológica de la joven / AP

La joven de 29 años se despidió en Facebook antes de quitarse la vida en su cama, rodeada de su familia y amigos, el sábado último

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Brittany Maynard murió en su cama rodeada de quienes más la amaban. Aquellos que apoyaron su decisión de quitarse la vida antes de que el cáncer cerebral terminal que le diagnosticaron a comienzos de este año la llevara a vivir un auténtico calvario. Allí, en su cama, frente a su familia y amigos, la joven de 29 años escribió un mensaje de despedida en Facebook antes de tomarse el cóctel de pastillas que la llevarían a la muerte digna que ella tanto defendió.

"Adiós a todos mis queridos amigos y familiares que amo. Hoy es el día que he elegido para morir con dignidad en vista de mi enfermedad terminal, este horrible tumor cerebral que tanto me ha quitado... pero que me habría quitado mucho más", comienza el mensaje de Maynard en la red social, según reproduce la revista People.

"Este mundo es un lugar hermoso, los viajes han sido mi mejor maestro, mis amigos cercanos y la gente son muy generosos. Incluso tengo un círculo de apoyo alrededor de mi cama mientras escribo", continúa el mensaje de despedida.

"Adiós mundo. Propaguen buenas energías. Pay it forward! [sigan la cadena de favores, es decir, si alguien recibe un favor, debe devolverlo a otra persona]", termina el mensaje escrito el sábado último.

La muerte de Maynard -que ella misma fijó para el 1° de noviembre hacía un mes, aunque la semana pasada reveló que consideraba postergarla- fue confirmada anoche en la página The Brittany Maynard Fund, auspiciada por Compassion & Choices, la organización que defiende la muerte asistida en Estados Unidos.

La organización publicó una necrológica elaborada por Daniel Diaz, el marido de Maynard, y también incluía palabras de la joven antes de concretar su dura decisión.

"La gente que se para a apreciar la vida y dar gracias es la más feliz. ¡Si cambiamos nuestros pensamientos, cambiaremos nuestro mundo! Amor y paz para todos ustedes", fue el mensaje público de Maynard, que dedicó su último mes de vida a pedir una legislación a nivel nacional para la muerte digna.

Hasta el último momento había incertidumbre acerca de si la joven retrasaría la fecha de su previsto suicidio asistido, después de que en un video publicado el jueves dijera que quería aún sentir muchas alegrías de la vida, como pasear con su marido, pero reconociera al mismo tiempo que su enfermedad la limitaba cada vez más y le provocaba fuertes dolores.

Maynard, que se había casado en 2012, sufría un cáncer cerebral agresivo. Los médicos le pronosticaron apenas seis meses de vida el pasado abril. Se sometió a una operación cerebral este verano boreal pero reapareció un tumor aún más maligno.

La causa por la muerte digna

Brittany era de California pero dejó ese estado este año, después de decidir quitarse la vida. Se mudó de San Francisco a Portland, en el vecino Oregon, uno de los cinco de los 50 estados norteamericano que permiten la eutanasia.

La mujer aseguraba en un video grabado en agosto que quería pasar los días que le quedaban "en esta maravillosa Tierra" con su familia y en lo posible, en medio de la naturaleza. Y además utilizó sus últimas semanas de vida para abogar por la muerte digna. En sus emotivos mensajes por video atrajo a millones de seguidores en Internet.

"Un día la vida pasa delante de tus ojos, asegúrate de que merece la pena verla", se titula el obituario colgado en su web, en el que se explica que Maynard decidió morir con dignidad en vista de su horrible, dolorosa e incurable enfermedad.

"Brittany optó por hablar de ese derecho y de esa opción y de defenderla". Y estaba convencida de que debía posibilitarse una decisión de ese tipo a todos los pacientes terminales en Estados Unidos.

La eutanasia activa está prohibida en Estados Unidos y la muerte asistida médicamente es controvertida porque la mayoría de las iglesias la rechaza.

Sin embargo, en algunos estados sí se permite la eutanasia asistida. Es el caso de Oregon, donde es posible ayudar a la hora de poner los medios para quitarse la vida, aunque es el enfermo quien en último lugar debe tomar los medicamentos.

En Oregon la ley para una muerte digna conocida como "Death with Dignity Act" ya entró en vigor en 1997 por la presión de los electores. Según las últimas estadísticas de las autoridades sanitarias, desde entonces se les ha prescrito un narcótico mortal a 1173 enfermos moribundos y, de ellos, 752 se quitaron la vida con esos medicamentos.

Una normativa similar rige en otros estados como Washington o Vermont, mientras en Montana o Nuevo Mexico existe jurisprudencia al respecto. Además, en siete estados norteamericanos existen iniciativas para cambiar la ley siguiendo el ejemplo de Oregon. Y Brittany Manynard ha vuelto a encender el debate.