• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Los techos de Milán ahora son para caminar

Se trata de una serie de pasarelas peatonales que permiten caminar sobre los techos de la Galería Vittorio Emanuele / Foto townhousehotels.com

Se trata de una serie de pasarelas peatonales que permiten caminar sobre los techos de la Galería Vittorio Emanuele / Foto townhousehotels.com

Por la Expo Universal, se inauguró Highline Galleria, una pasarela en altura con vista al Duomo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

Este año, hasta el 31 de octubre, los ojos de medio mundo están puestos en Milán. Hasta esa fecha se celebra la Exposición Universal dedicada a la alimentación y la energía, que concentra a 140 países con el desafío de pensar en un futuro sustentable.

Para acompañar el evento, Milán organiza una extensa agenda de eventos: desde un programa especial en la Scala hasta la exhibición de la Pietà Rondanini de Miguel Angel en el Castello Sforzesco. Desde la apertura del restaurante pop up de la James Beard Foundation que presenta lo más innovador de la cocina norteamericana -y donde días atrás causó revuelo la visita de Michelle Obama- hasta la exhibición El mundo de Leonardo, con réplicas de sus máquinas y una restauración interactiva de las obras del artista.

Pero más allá de lo temporal, algunas iniciativas están destinadas a durar y a revolucionar la perspectiva que Milán tiene de sí misma. La principal es la Highline Galleria, una serie de pasarelas peatonales que permiten caminar sobre los techos de la Galería Vittorio Emanuele, uno de los mayores testimonios del patrimonio histórico de la ciudad, a pocos pasos de la plaza del Duomo.

Por primera vez el monumento puede ser admirado desde una perspectiva única, con una visita asombrosa sobre los techos de Milán. Bautizado como il salotto con il cielo di cristallo (el salón con cielo de cristal, en alusión al apodo de la galería como salón de Milán por su relevancia comercial y social) el nuevo paseo completa el trabajo del arquitecto Giuseppe Mengoni. Proyectó la obra en la segunda mitad del siglo XIX, con la apertura del tercer pasaje: es decir el que ahora recorre los techos al aire libre, además de los dos cuerpos cubiertos que conectan -bajo la cúpula vidriada- la plaza del Duomo con la Scala. Se cumple así el sueño del arquitecto de ofrecer a los milaneses y visitantes la posibilidad de admirar Milán desde lo alto, los detalles arquitectónicos de la majestuosa cúpula de la Galería y la imponencia del Duomo. La cúpula central tiene una altura de 47 metros y requirió -junto con el conjunto de los techos- 353 toneladas de hierro, así como miles de metros cuadrados de placas de vidrio. Fue construida entre 1865 y 1877: más de diez años antes que la célebre Torre Eiffel, levantada para la Exposición Universal de París de 1889.

A lo largo de los 250 metros de la Highline Galleria se abren algunos espacios miradores, con una exposición al aire libre sobre Milán en los tiempos en que se construyó la Galería. Solo desde aquí se advierte, por ejemplo, que algunas piezas de mármol que revisten el Duomo son más blancas que el resto: son réplicas colocadas en algunos lugares donde no se pudieron restaurar las originales.

También se ve la torre del Castello Sforzesco, en contraste con algunos modernos edificios que se levantan algo más lejos: así, hoy como ayer, como decía el novelista Luigi Capuana al hablar de la Galería, "todas las pulsaciones de la vida ciudadana repercuten aquí. Cuando parece que ha cesado todo movimiento, desde los grandes ojos de cristal del pavimento es posible darse cuenta que en sus subterráneos bulle siempre el trabajo como si en este centro vital la actividad no pudiera dormirse nunca y siguiera sin conciencia, tal como un organismo viviente que se abandona al sueño".

En honor a Pavarotti

Desde la entrada a la Highline Galleria se accede al nuevo museo y restaurante dedicado a Luciano Pavarotti dentro mismo de la Galería Vittorio Emanuele. Es una iniciativa de la Fundación Pavarotti que durará el tiempo de la Expo Milán, pero que probablemente luego funcione en forma permanente. Ofrece menús a partir de 15 euros, con los platos de la cocina emiliana, y se exhiben recuerdos de su carrera. www.pavarottimilano.com

Datos útiles

Entrada y horario de la Highline Gallery

Entrada 12 euros. Todos los días, de 9:00 am a 10:30 pm. Highline Galleria: Via Silvio Pellico 2, Milán.