• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

El street art de Banksy se exhibe con calidad de museo

Banksy, el grafitero antisistema, entra en un palacio de Roma

Banksy, el grafitero antisistema, entra en un palacio de Roma

El público podrá admirar hasta septiembre 150 obras del misterioso artista británico inspiradas en la guerra, el capitalismo y la libertad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Guerra, capitalismo & libertad es el título de la mayor muestra hasta ahora dedicada al célebre y misterioso artista británico conocido como Banksy, ícono del arte urbano, que se inauguró esta semana en Roma y que estará abierta al público hasta el 4 de septiembre próximo.

La fundación Tercer Pilar, que ya tuvo otras experiencias en el campo artístico, es la que se encargó de reunir y llevar hasta la capital de Italia 150 obras del street artist nacido en Bristol en 1974, cuyo principal mérito es el de haber logrado mantenerse invisible a lo largo de dos décadas.

Se adapta bien su anonimato a las obras que a partir del año 2000 denunciaron con humor y ferocidad las contradicciones del nuevo siglo. En especial, las guerras, el capitalismo y la libertad, que fue el título elegido por los curadores –Stefano Antonelli, Francesca Mezzano y Acoris Andipa– para esta interesantísima muestra. Su mayor ambición, dicen, es que sea didáctica: que llegue a todo tipo de público y que el arte contemporáneo, en este caso el arte de la calle, sacuda conciencias.

De hecho, es difícil quedar indiferente ante las pinturas originales, los esténciles, las serigrafías, las esculturas y los objetos raros –en muchos casos jamás exhibidos antes– que pueden verse en la muestra.

Todo lo que puede admirarse proviene de colecciones privadas. De hecho, la fundación responsable de la exposición aclara que el artista no está asociado ni implicado en su organización. Entre los dueños de las obras que se exhiben figuran famosos como el actor estadounidense Brad Pitt.

La sede de la muestra es el Palazzo Cipolla, uno de los palacios históricos de Roma, que se levanta en la céntrica Via del Corso. El lugar fue reestructurado justamente para albergar arte contemporáneo.