• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Cinco señales que tu amor de cuento de hadas ha terminado

Pareja| EME

Pareja| EME

Después de la época del romance de novela, viene la de la relación real donde descubrimos el verdadero yo del otro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todas hemos pasado por esa etapa donde el amor que parece salido de un cuento de hadas pasa a ser un amor de la vida cotidiana, y el príncipe azul se convierte en un ser humano común y corriente con algunos defectos que antes no pudimos notar.

No es que la llama de la pasión se haya apagado, es solo que la convivencia y el paso del tiempo hace que bajemos a la persona que queremos del pedestal donde la teníamos para verla tal y como es. Ese es el primer paso hacia el amor de verdad, ese que acepta al otro aunque nos saque de quicio a veces porque sabe que, después de todo, él te encanta.

¿Cómo darnos cuenta que estamos viviendo un amor con los pies en la tierra? Estas son algunas señales.

1. Las citas románticas ahora son noches de pizza: Antes pensar en salir juntos significaba ir al cine, a tomar a un bar o a comer a un romántico restaurante. La fase del cuento de hadas termina cuando ambos están conformes con quedarse en casa, pedir dos pizzas grandes y hacer una maratón de películas. Y si están ajustados de dinero, no les incomoda prepararse un sandwich con lo que encuentren en la cocina y ver televisión. Lo importante es la buena compañía.

2. Verlo arreglado ahora te sorprende: Te darás cuenta que su relación ya está con los pies en la tierra cuando en vez de ponerse el buzo y las zapatillas para salir juntos, él elige una bonita camisa, un jean sentador y se coloca perfume. En ese momento recuerdas lo lindo que es y haces memoria de esas épocas cuando recién empezaban a salir. Son estos detalles los que encienden la chispa en nuestro interior.

3. Ya no se guardan nada: Su relación es totalmente del mundo real cuando sus filtros han dejado de existir y son capaces de decirse de todo sin sentirse ofendidos o tener vergüenza. A veces, esos comentarios pueden generar discusiones pero es normal pues los ayudará a dejar claras las cosas entre ustedes e ir sintiéndose más cómodos el uno con el otro.

4. Conviven con eructos y flatulencias: En la etapa del amor de película era impensable hablar de algunos temas, especialmente de aquellos relacionados con las funciones corporales. Esa época termina cuando esas cosas ya no se hablan, solo se dejan “fluir” sin que el otro se moleste o, en el mejor de los casos, se lo tome con humor. Al fin y al cabo, los dos son seres humanos.

5. Ya no solo extrañas lo bueno sino también sus defectos: Al inicio es como si estuvieras ciega por el amor y crees que el hombre que tienes en frente es perfecto. Tiempo después la magia termina mostrándote la realidad: él viene con defectos incluidos. Y aunque en un momento sus malos hábitos te vuelvan loca, cuando no lo tienes cerca terminas extrañándolo en toda su amplitud. Es que esas cosas lo hacen ser la persona que es y no lo cambiarías por nada.