• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Nuevo iPhone sería más pequeño y potente

Los rumores indican que Apple podría presentar en menos de dos meses el nuevo iPhone 5SE

Los rumores indican que Apple podría presentar en menos de dos meses el nuevo iPhone 5SE

Nuevas filtraciones indican que el esperado iPhone 5SE tendría el procesador de la última generación de los equipos 6S

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si los rumores son ciertos, en menos de dos meses Apple realizará un nuevo evento de prensa, donde anunciará el iPhone 5SE, una versión actualizada del iPhone 5S y que sería el nuevo modelo de entrada para su serie de teléfonos. Pero pese a que sería el más económico de los iPhones, no sería el más débil en cuanto a detalles técnicos.

Un nuevo informe de Mark Gurman, editor de 9to5Mac y una fuente confiable sobre rumores de Apple, indica que contrario a lo reportado anteriormente, el iPhone 5SE tendría en su interior el mismo chip usado por la actual generación 6S, el procesador A9, y superando la capacidad del iPhone 6, actualmente a la venta.

Anteriormente se había indicado que el 5SE usaría el chip A8 de la generación 6, pero según Gurman, Apple estaría buscando que el teléfono no quede tan atrasado después del estreno del iPhone 7, que llegaría en setiembre. De usar el A9, la compañía se aseguraría que toda su línea de teléfonos usa un procesador que tiene un año de antigüedad como máximo.

Esto es importante porque el nuevo teléfono reemplazaría al iPhone 5S como el modelo más económico actualmente a la venta. Así, a fines del 2016 la línea iPhone estaría formada por los modelos 5SE, 6S, 6S Plus y posiblemente dos nuevos teléfonos de la generación 7.

En cuanto a precios, el 5SE mantendría la escala actual del 5S (al menos en EE.UU.). En la parte técnica, aumentaría el almacenamiento base de 8 a 16 GB, con una segunda opción de 64 GB.

La semana pasada, Gurman indicó que el teléfono usaría cámaras de 8 y 1,2 MP, y soportaría el sistema de pagos Apple Pay. Esto se sumaría a su característica más reconocible: el regreso a las pantallas de 4 pulgadas, más pequeñas que las de los actuales teléfonos.